BREVES

Cuidado con tus Bitcoins


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

El mes pasado apareció un hombre en un vertedero de Gales (Reino Unido) con una petición poco frecuente: necesitaba ayuda para encontrar un disco duro que había tirando hacía semanas en el que guardaba la clave criptográfica para 7.500 bitcoins, una cantidad que en la actualidad vale más de 6 millones de dólares (unos 4,4 millones de euros)

Es poco probable que James Howells se vuelva a reunir con ese dinero digital, pero no es ni de lejos el único que ha perdido una fortuna en esta moneda basada en las matemáticas. Ahora mismo, los pioneros en el mundo de Bitcoin están encantados gracias al valor al alza de la moneda, y la amistosa acogida por parte de los legisladores estadounidenses . Pero la facilidad con la que se pueden perder y robar los bitcoins sigue siendo una barrera para que su uso se adopte de forma generalizada. Y no parece haber una solución clara en perspectiva.

El problema deriva del diseño del software que apuntala Bitcoin. Usa criptografía para permitir a la gente intercambiar fondos de forma segura sin que haya necesariamente una confianza entre ellos o necesiten a un tercero para supervisar el intercambio. Pero las colecciones individuales de bitcoins se aseguran usando una clave alfanumérica secreta que es imposible recuperar y restablecer si se pierde o la roban, y es prácticamente imposible de memorizar.

Una clave privada reside en un sencillo archivo de texto llamado archivo monedero y se parece algo a esto: E9 87 3D 79 C6 D8 7D C0 FB 6A 57 78 63 33 89 F4 45 32 13 30 3D A6 1F 20 BD 67 FC 23 3A A3 32 62. Si otra persona conoce esa clave o copia tu archivo monedero, puede gastar tus bitcoins. Si pierdes tu clave o tu archivo monedero, el diseño criptográfico de Bitcoin hace que sea imposible volver a acceder a tus bitcoins.

«Los hackers se dieron cuenta de esto muy rápido. Creo que es algo perjudicial para el ecosistema de Bitcoin», afirmó el inversor de capital riesgo William Quigley en la conferencia El Futuro del Dinero celebrada en San Francisco (EEUU) este lunes pasado. Quigley cree que los bitcoins no serán más que un juguete para especuladores a menos que aparezcan herramientas y empresas que faciliten la gestión y la salvaguarda de un monedero bitcoin.

Es una preocupación común a otros inversores y emprendedores relacionados con Bitcoin, entre ellos el emprendedor del software convertido en inversor Steve Kirsch. Ha convertido un millón de dólares (unos 727.000 euros) en bitcoins a lo largo de los seis últimos meses y le ha costado mantenerlos tanto seguros como accesibles. «Creo que todos los mecanismos existentes presentan problemas».

La forma más fácil de gestionar los bitcoins es dejarlos en manos de una empresa que proporcione servicios de intercambio entre las monedas virtuales y las convencionales, donde se puede acceder a ellos registrándote en un sitio web. Incluso aunque pierdas tu contraseña, es posible restablecerla y recuperar tu monedero. Pero Kirsch cree que esta opción es la menos segura.

«Si tienes cualquier cantidad en cualquiera de los servicios de intercambio existentes, eres un insensato», afirma. «Un ataque a tu ordenador podría servir para robar todos tus bitcoins». Este tipo de ataques no son raros. En abril de este año, por ejemplo, usuarios de Mt. Gox, el más antiguo y uno de los más grandes servicios de intercambio de bitcoins que existe fue objetivo de malware que robó sus credenciales de registro. Los propios intercambios han sido objetivo de ladrones que han comprometido sus sistemas y se han llevado bitcoins.

Quienes hayan escogido guardar su monedero bitcoin en su propio ordenador también pueden ser objetivo de malware u otro tipo de ataques. Uno de los primeros atracos importantes en el mundo de la criptomoneda se produjo en 2011, cuando una persona que se identificó en línea como allinvain (todo en vano) se quejó de que su ordenador se había visto comprometido y habían extraído 25.000 bitcoins. Ese botín valía 500.000 dólares en aquel momento (unos 363.000 euros) y ahora mismo valdría muchos millones.

Este peligro ha llevado a mucha gente a guardar sus bitcoins en un monedero en un ordenador o stick de memoria no conectados a internet, un método denominado «almacenaje en frío». A veces añaden protección extra gracias a un software de encriptado para proteger el monedero con contraseñas. «Guardo la mayoría de mis bitcoins fuera de línea en un software que se llama Bitcoin Armory, pero es muy poco práctico a la hora de acceder a ellos», explica kirsch, que se compró un portátil extra para almacenar los bitcoins.

Y el almacenaje en frío tiene sus propios problemas, como le quedó abundantemente claro a Howells cuando se dio cuenta de que había tirado sus bitcoins a la basura. El cofundador del servicio de intercambio de bitcoins Tradehill, Jered Kenna, afirma que en la actualidad el mejor sistema es el almacenaje en frío, pero reconoce que es muy fácil liarla. «No querría que mi madre hiciera una copia de seguridad encriptada de sus bitcoins», afirma. «Tengo amigos que son expertos en criptografía que han perdido monedas accidentalmente mientras intentaban protegerlas». Un programador conocido por Kenna perdió 7.000 bitcoins así, una cantidad que hoy vale casi 7 millones de dólares (unos 5 millones de euros).

Los gestores de empresas de bitcoins también luchan por asegurar la riqueza digital. La empresa de Kenna, al igual que muchas otras, guarda la mayoría de los fondos en archivados en frío, con estrictos protocolos de acceso, y mantienen un «monedero caliente» más pequeño para los negocios del día a día. En sus informes para la Comisión del Mercado de Valores de este verano, los gemelos Cameron y Tyler Winklevoss afirman que tienen un sistema de cajas de seguridad en bancos de todo el país para mantener a salvo los bitcoins propiedad de su fondo de inversiones.

Sin embargo, mantener los bitcoins fuera de línea ralentiza la velocidad de operación de los servicios de intercambio. Kirsch una vez intentó trasferir fondos del popular servicio de intercambio Coinbase y tuvo que esperar dos horas para que la empresa trasegara fondos entre el almacenamiento en línea y el almacenamiento en frío. «No tiene por qué ser así», afirma Kirsch. Él está trabajando con una empresa para crear un software que facilite el control de una monedero bitcoin con un riesgo mínimo de pérdida y robo, pero no quiere decir cómo de cerca están de terminar el proyecto.

Kenna sostiene que la falta de herramientas para facilitar el asegurar y gestionar bitcoins está obstaculizando la adopción de la moneda para pagos y otros tipos de comercio, y que no parece haber una solución evidente a la vista. Aún así, confía que el potencial de ganar dinero vendiendo este tipo de servicios o software hará que pronto aparezcan. El valor total de todos los bitcoins en circulación en la actualidad está en más de 11.000 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros). «Es  una oportunidad de negocio fantástica», afirma Kenna.

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Technologyreview.com

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Readers Rating
0 votes
0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.