Wireless

Wi-Fi para audiófilos


La Wi-Fi Alliance presentó el pasado CES el conocido como el WiFi para sonido y vídeo; una alternativa a Bluetooth a tener en cuenta.

Es muy raro que veas a un audiófilo usando unos auriculares inalámbricos; solo con tener unos estándares de calidad mas altos que el resto ya es motivo para no abandonar nunca los cables.

El problema de la desincronización con el sonido inalámbrico

La razón es sencilla, las conexiones inalámbricas no están a la altura para transmitir la mejor calidad de sonido y vídeo; por no decir que traen sus propios problemas. El principal, la desincronización entre el sonido y el vídeo.

La mayoría de la gente no lo nota, pero la próxima vez que vayas a usar unos auriculares inalámbricos, fíjate; puede que te des cuenta de que el sonido de la película y el vídeo no están del todo sincronizados.

Otro caso reciente lo vimos en Apple; el lanzamiento de los polémicos AirPods inalámbricos tuvo que ser retrasado hasta el último momento. Supuestamente fue porque el sonido de ambos auriculares no estaba lo suficientemente sincronizado; hasta el punto de que se notaba.

En la Wi-Fi Alliance, la organización para el desarrollo de los estándares Wi-Fi, saben muy bien cuál es el problema. Y para solucionarlo han desarrollado TimeSync, una nueva tecnología que se encarga de sincronizar casi a la perfección el contenido multimedia.

Cómo funciona el WiFi para sonido

En realidad estamos ante un añadido bastante simple a un sistema que ya existe en la capa MAC; este permite a un sistema en la red pedirle la hora a otro, y la respuesta se realizará en un mensaje ACK. Estos mensajes son de “acuse de recibo”, y por lo tanto son paquetes muy sencillos.

La idea que han tenido los ingenieros es aprovechar este intercambio normal de paquetes para sincronizar los dispositivos. Para ello, los dispositivos de una red definen a uno de ellos como el reloj maestro, y sincronizan sus relojes con el suyo.

Wi-Fi usa relojes con una precisión mayor que el microsegundo; así que el sonido que reciben todos los dispositivos de la red está sincronizado hasta un punto en el que la diferencia no puede apreciarse.

TimeSync también se puede usar para marcar el contenido; por ejemplo, una cámara que esté retransmitiendo puede marcar cada frame con la hora exacta a la que fue enviado. Así los dispositivos que reciben la imagen saben exactamente el “lag” que se ha producido en el traspaso de información.

Los primeros dispositivos con Wi-Fi TimeSync serán certificados en el segundo trimestre del 2017; y se espera que se vendan a finales de año.

Fuente: Omicrono


Leave a Comment