Software

¿Traducción automática o traducción tradicional? Más juntas que nunca


Es innegable que la tecnología avanza minuto a minuto. Y el sector de las traducciones tampoco ha quedado al margen de estos cambios. Hoy se puede traducir textos de idiomas que casi no conoces, al instante y con un solo click.

Pero, ¿puedes realizar con tu móvil el mismo trabajo que una empresa de traducción? Si es posible, ¿qué debes saber antes de embarcarte a traducir por tu cuenta textos importantes?

Las respuestas, en este artículo.

La empresa de traducción: un puente entre los dos mundos

No puedes negar que te resulta más cómodo recurrir al traductor de tu ordenador que solicitar los servicios por una empresa de traducción. Pero debes saber por qué no siempre esto es lo mejor.

El primer motivo es que existen tipos de textos cuya traducción no puedes dejar de delegar a una empresa de traducciones porque requieren certificación, como las traducciones juradas de títulos académicos, por ejemplo.

El segundo es que, más allá de lo que parezca, ahorrarás tiempo. ¿Cómo? William Mamame, director de marketing de la empresa de traducción Tomedes, líder internacional en el sector, dice al respecto: “Hoy la empresa de traducciones trabaja 24/7 para resolver los problemas de sus clientes en tiempo récord. La tecnología ha facilitado mucho el trabajo, reduciendo plazos de entrega y aumentando la eficiencia del servicio”.

Con una empresa de traducción profesional como aliada alcanzarás tus metas más rápido, ya que los idiomas en los que debas trabajar, leer, escribir o simplemente comunicarte dejarán de ser barreras infranqueables que te separen de tus sueños.

¿Traductores vs. software de traducción? Más juntos y menos revueltos

Cuando se trata de labores intelectuales, la tecnología no reemplaza el trabajo artesanal.

Las máquinas nos facilitan la vida, pero no reemplazan a los seres humanos al momento de interpretar intencionalidades comunicativas.

Parecen entender las palabras, pero no los significados que asignamos en relación al contexto.

Para comprobarlo, puedes ingresar un texto breve en cualquier traductor y observar el que obtienes como respuesta cuando realizas la traducción a la inversa.

Esto no significa que no sean útiles ni que no puedan sacarnos de apuros, pero sí podrás ver que la máquina no puede:

      Comprender y traducir textos técnicos de disciplinas específicas.

      Arrojar una respuesta que no sea literal.

      Adaptar la traducción al público al que se dirige (da lo mismo si se trata de un joven o un anciano, si es profesional o apenas está alfabetizado).

Por el contrario, el traductor tradicional, tiene algunos puntos a favor:

      Se ha formado académicamente durante años para convertirse en un experto bilingüe.

      Cuenta con la capacidad de interpretar, lo que asegura que el documento que entregue será un texto con cohesión, coherencia y sentido.

      Ha adquirido experiencia en distintos campos de la traducción y del saber. En las empresas de traducción puedes encontrar expertos en casi todas las áreas que se te ocurra: derecho, economía, finanzas, medicina, ingeniería. Y la lista sigue.

¿Esto significa que las innovaciones tecnológicas en la traducción tengan todo de malo y nada de bueno?

No, muy por el contrario: la tecnología y los traductores profesionales pueden trabajar complementándose y potenciándose.

Beneficios de la sinergia entre innovaciones tecnológicas y traducción 

1. Mayor cantidad de traducciones en menor tiempo

Los ordenadores permiten realizar más traducciones en menos tiempo.

Tú envías el documento desde tu computadora y un traductor lo recibe al instante en la suya para comenzar de inmediato.

Pagos y entregas en línea han aumentado considerablemente el número de traducciones profesionales optimizando los resultados.

2. Aumento de accesibilidad a diccionarios

El aliado incuestionable de la traducción desde siempre, ha sido el diccionario.

Sin embargo, antes, para realizar determinados trabajos que requerían máxima rigurosidad, era necesario contar con amplios volúmenes de diccionarios técnicos en los que hallar ciertos términos.

Hoy basta con ingresar una palabra en el buscador para encontrar de inmediato las respuestas que requerían extensas jornadas.

Así, los tiempos de investigación se han minimizado considerablemente.

3. Crecientes posibilidades de investigación en profundidad de cada sector

Traducir no solo consiste en realizar una traslación de una lengua a otra, implica una interpretación de un documento, de su contenido y de sus objetivos.

Por ello, la empresa de traducción se ha visto enormemente beneficiada con los avances tecnológicos, ya que hoy cada traductor puede acceder en línea a todos los textos necesarios para lograr una comprensión completa de la temática del documento a traducir, sin necesidad de desplazarse a bibliotecas para realizar su trabajo.

4. Multiplicación de variedad de textos y proliferación de la localización

Ya no solo se traducen libros, manuales, contratos, folletos o catálogos. También se traducen videos, software y hasta publicidades.

Asimismo, hemos comenzado a pensar en los idiomas como entidades vivas, que cambian con el tiempo, adquieren diversas formas según las latitudes geográficas y los hablantes. Internet nos permite conocer de primera mano los nuevos usos casi tan rápido como se originan.

Por todo esto, elige la mejor opción. Recurre a la dupla entre traductores y tecnología y quédate con lo mejor de los dos mundos: una empresa de traducción profesional.

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.