Software

Programas de autónomos para la gestión jurídica


Agilizar los despachos de abogados en su día a día puede parecer una tarea no demasiado complicada. Pero lo cierto es que las tareas administrativas pueden quitarnos tiempo para ejecutar otras. Agilizar el proceso se vuelve fundamental para el óptimo desarrollo de nuestra gestión jurídica y así gestionar las actividades del despacho de forma ágil y fiable.

Los softwares para abogados autónomos enfocados en gestión ahora nos ahorrarán tiempo y tareas, ya que gracias a ellos podemos digitalizar y generar documentos y escritos a partir de diferentes plantillas; incorporando la información que seleccionemos a nuestros expedientes. Gracias a las funcionalidades de registro de este tipo de softwares ahora podemos gestionar la integración de los emails de nuestros clientes con los respectivos expedientes, el motor de búsqueda, la agenda detallada integrada en Google Calendar o la calculadora de intereses legales.

Este tipo de herramientas presentan el máximo nivel de seguridad de infraestructura, aplicación y procesos gracias a la capacidad de los propios softwares de registrar toda la información manipulada en una nube. Es una manera, asimismo, de garantizar la seguridad, confidencialidad y la conservación de la información. Además de esta característica, los softwares para la gestión jurídica también te permiten gestionar tus expedientes, localizar información jurídica detallada o controlar las propias facturas desde cualquier lugar con conexión a Internet, lo que genera una capacidad de funcionalidad y accesibilidad que agilizará tu trabajo.

En palabras de Salvador Reyes, presidente de la Sección de Derecho de Tecnologías de Información y Comunicación, “El camino del abogado del futuro va a estar marcado por Internet y la tecnología”. El abogado del siglo XXI, según en palabras del profesional, deberá poder trabajar con aplicaciones que mejoren la eficiencia y agilidad en la prestación de servicios, pasando por el uso de software de gestión y programas que les permita adaptarse a las nuevas necesidades como pueden ser los softwares de reclamación online o de revisión de contratos.

Y es que en la actualidad, los clientes lo que más demandan (casi en cualquier área) son la capacidad de agilidad, eficiencia y una reducción de costes. Y esto, en palabras de Reyes, solo puede darse a través de aplicaciones tecnológicas, cambiando la forma en la que tradicionalmente han trabajado los abogados. Ahorrar tiempo y recursos a la vez que se simplifican tareas del día a día, comunes en un despacho, ofrecerá ventajas como conectar de forma ágil y sencilla con los expedientes, obtener informes de evaluación de los casos, mantener al día la facturación o conectarte de forma directa a las plataformas jurídicas.

El modelo del abogado actual camina hacia un perfil más transversal y que delegará en la tecnología ese trabajo que las personas podemos llegar a hacer de una forma menos eficiente. Ya se trate de un despacho unipersonal o con un número más amplio de profesionales, las aplicaciones para profesionales de las leyes permitirán ahorrar en tiempo y mejorar la eficiencia del trabajo. Un programa de gestión jurídica que combine la tecnología e información inteligente en un gran ecosistema legal solo traerá beneficios.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.