Curiosidades

La tecnología y la evolución detrás del Audi Q4 e-tron


El diseño del Audi Q4 e-tron es una nueva visión de la movilidad eléctrica. Es la evolución natural de los coches eléctricos, con un enfoque de más carácter, además de las innovaciones tecnológicas que trae consigo. En pocas palabras, es un coche deportivo, futurista, ágil e innovador.

Los clientes podrán escoger entre el acabado Sport y el S line. El primero destaca por el acabado con llantas de aleación de 19 pulgadas, mientras que las del S line serán de 20 pulgadas. Unos detalles exclusivos del S line son la llave confort para abrir el vehículo sin contacto y el portón de maletero eléctrico. Ambas versiones han sido específicamente adaptadas por Audi Canarias.

 

Lo que apreciamos a primera vista

Desde lejos podemos darnos cuenta del cuidadoso diseño del Audi Q4 e-tron que da una nueva perspectiva a lo que habíamos visto en vehículos eléctricos. El carácter deportivo es mucho más marcado, lleno de detalles, en lugar de seguir la línea de diseño tan limpia que se había vuelto tendencia.

Es un coche claramente deportivo, pero sin dejar de lado el aspecto futurista. Opcionalmente cuenta con una selección de cuatro luces digitales que se mueven en una secuencia gracias a la tecnología de iluminación del momento. En la parte trasera, destaca la franja horizontal que emplea la misma tecnología.

Los rasgos que lo hacen ver como un vehículo deportivo son pequeños, pero eficientes. Uno de los ejemplos más claros son las llantas de aleación, especialmente diseñadas para seguir la línea de diseño deportiva.

 

¿Qué vemos al entrar en el coche?

El diseño interior es un poco conservador porque el Audi Q4 e-tron está dirigido a un público familiar, pero se arriesga para dar un toque futurista y deportivo. Está lleno de pequeños detalles como retroiluminación en sitios estratégicos y un tablero modernizado para adaptarse a las nuevas tecnologías que integra.

Uno de sus puntos fuertes es la cantidad de soluciones de almacenamientos, algo imprescindible para un SUV familiar. El total es de 24,8 litros, incluida la guantera, mientras que en el maletero tiene una capacidad de 520 litros. Esta última se amplía hasta los 1.490 litros si se abaten los asientos traseros.

El volante deportivo cuenta con superficies retroiluminadas y separadas por marcas táctiles para indicar los botones activos. Es cómodo, de cuero y con un diseño que se acerca ligeramente al de los coches deportivos, aunque con un diseño más futurista.

Por otro lado, los asientos son amplios, con la particularidad de que los traseros están casi 7 cm por encima para facilitar la visión de los acompañantes. Sin embargo, esta distribución no influye en el espacio. Además, el hecho de que los asientos traseros sean abatibles de forma independiente contribuye a ganar espacio a la vez que permite un pasajero adicional.

 

Tecnologías innovadoras por doquier

El Audi Q4 e-tron hace que escuchar música sea una experiencia única gracias al sistema de sonido premium SONOS. Destaca por sus diez altavoces de alto rendimiento con sus graves profundos y sonido claro, la mezcla perfecta para escuchar con la mejor claridad desde los tonos más altos hasta los más bajos.

Otro de sus puntos fuertes es el sistema de conducción con cinco modos a elegir. Incluye una variación en la dirección y un asistente de dirección sensible a la velocidad para que el conductor tenga un apoyo adicional que facilite su conducción en cada situación que se le presente.

La pantalla frontal Audi Q4 e-tron representa un paso tecnológico gigante de cómo van a ser las tecnologías de visualización en un futuro cercano. Consiste en la proyección de datos importantes sobre el parabrisas, unos sobre el estado actual del coche y otros con realidad aumentada de la vista de la carretera.

Todo esto se apoya en varios dispositivos operativos y de visualización que dan información de todo tipo. Uno de los más destacables es el sistema de MMI Navegación de Audi connect.

 

El sistema de carga y consumo energético

Es una de las mayores preocupaciones de las personas que buscan un coche eléctrico, ya que no es una tecnología tan extendida por ahora. El Audi Q4 e-tron incluye el sistema de carga e-tron compact para cargarlo en casa fácilmente, o en cualquier lugar con una toma de corriente.

Está pensado para recorrer 130 km después de haberlo cargado durante 10 minutos, aunque la batería llega desde el 5% al 80% en menos de 45 min. La potencia máxima del sistema es de 170 CV en el modelo Q4 35 e-tron que permite hasta 341 km de autonomía por su capacidad máxima de 52 kWh, y de 204 CV con una autonomía de 520 km en el caso del Q4 40 e-tron y su batería de 82 kWh.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.