Comunicación

IKEA nos hará llorar a moco tendido con esta deliciosa «love story» perruna


IKEA y Ogilvy han estrenado recientemente en Grecia un adorable spot que narra la historia del amor infinito que se profesan dos perros.

La publicidad venida de Grecia rara vez disfruta de resonancia a nivel global. Hay, sin embargo, excepciones a la norma. Y el encantador spot estrenado recientemente en tierras helenas por IKEA y Ogilvy bien merece su visionado en otros rincones del planeta.

Afortunadamente el anuncio agasaja a los dos protagonistas caninos (y también a los humanos) con un final feliz.

En el anuncio IKEA y Ogilvy integran de manera muy inteligente los productos (provistos además de precios) del gigante sueco de los muebles. Y aderezados con la conmovedora historia de amor de los perros, de tales productos brota lógicamente una aureola extraordinariamente positiva.

Las redes sociales se han deshecho en encendidas loas al spot, que acumula ya en YouTube más de un millón de visualizaciones.

Más allá de Ogilvy en filmación del spot han estado involucrados la productora Foss Production y los directores Salsa.

La publicidad venida de Grecia rara vez disfruta de resonancia a nivel global. Hay, sin embargo, excepciones a la norma. Y el encantador spot estrenado recientemente en tierras helenas por IKEA y Ogilvy bien merece su visionado en otros rincones del planeta.

El anuncio, para cuyo visionado debería aprovisionarse antes de pañuelos (muchos pañuelos), narra la historia de un perro que es adoptado por una familia. Sus nuevos dueños tratan a cuerpo de rey al can, que no puede, no obstante, olvidar al que era su mejor amigo de cuatro patas en el refugio donde residía antes de ser adoptado.

Aunque sus propietarios dispensan al perro todo tipo de mimos y cuidados, éste continúa echando de menos a su viejo amigo, tanto que llega incluso al extremo de esconder galletas para él.

El sentimiento es además mutuo. Y como bien demuestran las punzantes imágenes recogidas en el spot, el can que se ha quedado en el refugio luce extraordinariamente cabizbajo tras la marcha de su mejor amigo.

Afortunadamente el anuncio agasaja a los dos protagonistas caninos (y también a los humanos) con un final feliz.

En el anuncio IKEA y Ogilvy integran de manera muy inteligente los productos (provistos además de precios) del gigante sueco de los muebles. Y aderezados con la conmovedora historia de amor de los perros, de tales productos brota lógicamente una aureola extraordinariamente positiva.

Las redes sociales se han deshecho en encendidas loas al spot, que acumula ya en YouTube más de un millón de visualizaciones.

Más allá de Ogilvy en filmación del spot han estado involucrados la productora Foss Production y los directores Salsa.

Fuente: Marketingdirecto.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.