Mundo Android

Google explica cómo ha llevado la realidad aumentada a todos los Android con Motion Stills


Google liberaba una actualización para su aplicación de imágenes en movimiento, Motion Stills. Esta app, lanzada por primera vez en verano del pasado año, se aprovechaba de algunos de los avances logrados por Google en los campos de la fotografía móvil y la inteligencia artificial, y con la actualización 2.0, ya disponible en Google Play, Motion Stills daba la bienvenida a los stickers en realidad aumentada.

Pero para poder llevar esta tecnología a un gran número de dispositivos alrededor del mundo, más allá de sus Pixel, Google ha tenido que trabajar en poder utilizar un sistema universal, compatible con la mayoría de dispositivos Android capaces de ejecutar Motion Stills. Y hoy, a través del blog de Google Research, nos explican cómo ha sido posible llevar a cabo tal hazaña.

Motion Stills y los stickers en realidad aumentada: así funcionan

Los smartphones Pixel fueron los primeros dispositivos en poder disfrutar de los stickers en realidad aumentada de Google. Estos terminales, sin embargo, hacían uso de la tecnología ARCore, anteriormente conocida como Tango. Y ya que no todos los dispositivos Android son compatibles con esta plataforma de realidad aumentada, Google ha tenido que idear un plan para ofrecer esta característica a un mayor número de usuarios.

El modo AR integrado en Motion Stills desde la última actualización, se basa en la tecnología instant motion tracking, que a su vez está basada en un sistema de seguimiento de seis grados similar al utilizado en la tecnología que se usa en el modo “Motion Text” de la app Motion Stills para iOS, o el desenfoque de privacidad de YouTube. Esto, según Google, permite que cualquier usuario de un smartphone con giroscopio, pueda disfrutar de experiencias de realidad aumentada.

Cuando tocas el visor, Motion Stills AR “pega” un objeto virtual en 3D en esa posición, haciendo que parezca parte de la escena del mundo real. Al asumir que la superficie rastreada es paralela al plano de tierra y al usar el sensor acelerómetro del dispositivo para proporcionar la orientación inicial del teléfono con respecto al plano de tierra, se pueden rastrear los seis grados de libertad de la cámara (3 para la traslación y 3 para la rotación). Esto nos permite transformar y representar con precisión el objeto virtual dentro de la escena.

Pero existe aún más ciencia detrás de este sistema. Cuando la cámara se acerca a la superficie rastreada en un primer momento –es decir, el “escenario” en el que posteriormente aparecerán los objetos AR–, el contenido virtual se escala con precisión, de una forma coherente teniendo en cuenta la percepción de los objetos del mundo real. Además, cuando movemos la cámara fuera del campo de visión de la región rastreada, el objeto virtual desaparece hasta que volvemos a mover la cámara a su posición original.

Finalmente, se utiliza el giroscopio integrado en los dispositivos, lo cual permite generar correctamente el contenido virtual en el visor, capaz de interactuar ante los movimientos del teléfono. Y como el sistema trata la rotación y la traslación como dos movimientos por separado, es posible utilizar este modo en cualquier dispositivo Android sin necesidad de calibrar el giroscopio con anterioridad.

Pero toda esta explicación no sirve de nada si no se comprueba en primera persona que, efectivamente, el resultado está a la altura de las expectativas. Para ello, basta con descargar la última versión de Motion Stills disponible en Google Play, activar el “Modo AR”, y comenzar a añadir objetos virtuales al mundo real a través de la cámara del móvil.

Fuente: Andro4all.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.