HARDSOFT

Garmin Dash Cam 46, 56, 66W y Mini


Garmin amplía su línea de cámaras Dash Cam™ con los nuevos modelos 46, 56 y 66W y una versión sin pantalla denominada Mini.

Destinadas a grabar y almacenar automáticamente vídeos sobre las incidencias que se puedan producir en la carretera, las nuevas cámaras cuentan con prestaciones de última generación que permiten tener un mayor control sobre la conducción.

Evolución de los modelos anteriores, los nuevos dispositivos se ajustan a las necesidades de múltiples usuarios, desde los que demandan un mayor campo de visión y alertas de colisión frontal y salida de carril*, semáforos en rojo, Go Alert, alerta de radares o instrucciones por voz, hasta los que desean un producto de grabación simple, discreto e intuitivo sin batería ni pantalla.

Sincronización automática de la cámara

Los cuatro modelos aportan sincronización automática que permite conectar de forma inalámbrica, a través de Bluetooth, hasta cuatro Dash Cam™ situadas delante, detrás o a los lados del vehículo para proporcionar una cobertura prácticamente completa en 360º. Permite controlar y reproducir vídeos de hasta cuatro cámaras desde el smartphone con la aplicación Garmin Drive™. Si se guarda un vídeo en una Dash Cam™, las demás también lo almacenarán. De igual modo, combinan y organizan automáticamente los archivos multimedia para poder encontrarlos y verlos fácilmente.

El entorno, también controlado

Las nuevas Dash Cam™ 46, 56 y 66W y Mini inician la grabación automáticamente cuando se detecta movimiento. También ofrecen el modo de grabación con el vehículo aparcado, que supervisa el entorno del coche mientras está estacionado y el motor no está en marcha (requiere de un cable para el modo de grabación con vehículo aparcado que se comercializa por separado y se recomienda su instalación por un profesional). Para almacenar las imágenes, todas ellas admiten tarjetas microSDHC con una capacidad de de 8 a 256 Gb.

Gamin Dash Cam 46, 56 y 66W, los modelos con pantalla

Del tamaño de apenas una llave, son cámaras pequeñas y compactas con unas reducidas dimensiones de 5,62 x 4,05 x 2,14 cm y pantalla LCD TFT a color QVGA de 320 x 240 píxeles. Gracias a su campo de visión de 180 grados, en el caso del modelo 66W, y de 140 grados en el resto, permiten realizar capturas más amplias del entorno, incluida la mayor parte del tráfico que rodea al conductor. Además, los modelos 56 y 66W graban a una elevada velocidad de 60 fps (imágenes por segundo) y llevan incorporada la tecnología Garmin Clarity™ HDR, que aumenta el nivel de detalle en condiciones de baja iluminación.

Las tres incluyen GPS para obtener datos detallados de la ubicación y el tiempo y, así, determinar exactamente dónde y cuándo se han producido los incidentes. Además, graban en bucle continuo y guardan las incidencias cuando se producen, pudiendo reproducir el vídeo tanto en la pantalla de la Dash Cam™, como en el teléfono, gracias a la aplicación Garmin Express.

Por otra parte, permiten su gestión a través de instrucciones por voz*, así, con tan sólo decir “Ok, Garmin”, las cámaras guardarán secuencias de vídeo, harán una foto o iniciarán y detendrán la grabación de audio, además de comenzar o parar la función Travelapse™.

Mayor conocimiento de la situación de la carretera

Las alertas de conducción que ofrecen los modelos Dash Cam™ 56 y 66W ayudan al conductor a estar al tanto de los vehículos que le rodean. De esta forma, las alertas de colisión frontal, salida de carril y arranque mejoran la percepción de los conductores. Asimismo, reciben alertas de ubicación de radares, de semáforo en rojo y de velocidad con actualizaciones sin suscripción mediante la aplicación Garmin Express gratuita para smartphones.

Condensación de imágenes

La aplicación Garmin Express descargada en el smartphone hace posible crear una secuencia de vídeo de “imagen por imagen” desde dos perspectivas al mismo tiempo. Esta app también permite, a través de conectividad WiFi, ver, editar y compartir fácilmente y de manera inalámbrica los vídeos almacenados. Imágenes que, gracias a la función Travelapse™, podrán ser condensadas en minutos con los momentos más destacados. Todo ello hace que sea más sencillo compartir los vídeos con amigos, agencias de seguros o autoridades legales.

Compatibilidad con USB

Por último, los tres modelos ofrecen una autonomía de 30 minutos, se acompañan de soporte magnético y de un cable de alimentación USB dual que permite cargar teléfonos u otros accesorios, a la vez que se alimenta la cámara. Incluso, incluyen dos opciones de instalación del cable de alimentación para poder colocar el cable hacia arriba o hacia abajo.

Garmin Dash Cam Mini, la más discreta

Más pequeña, compacta y discreta aún que sus otras tres hermanas, es una cámara de reducidas dimensiones de tan sólo de 3,13 x 5,33 x 2,93cm diseñada para montarla detrás del espejo retrovisor sin que llame la atención. En concreto, ha sido creada para aquellos usuarios que solamente desean tener un dispositivo que les permita grabar y guardar automáticamente vídeos de incidencias de alta calidad gracias a su objetivo gran angular de 140 grados que captura la imagen completa en alta resolución.

Dash Cam™ Mini es un dispositivo de uso intuitivo que se caracteriza por no tener pantalla, batería (se alimenta por supercondensador) ni ofrecer instrucciones por voz como el resto, pero, al igual que las demás, integra tecnología Bluetooth y conectividad WiFi, que le permiten cargar los vídeos grabados en un smartphone compatible a través de la aplicación Garmin Drive™, gracias a la que es posible ver, editar y compartir los vídeos.

PVPR Garmin Dash Cam™ 46: 169.99 euros (IVA incluido)

PVPR Garmin Dash Cam™ 56: 199,99 euros (IVA incluido)

PVPR Garmin Dash Cam™ 66W: 249.99 euros (IVA incluido)

PVPR Garmin Dash Cam™ Mini: 129,99 euros (IVA incluido)


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.