Mundo Apple

Estas son las razones en la caída de ingresos de Apple


En enero de 2007, Un seguro y sonriente Steve Jobs se plantaba frente a una audiencia que esperaba con expectación si los rumores que apuntaban a un nuevo y revolucionario producto eran ciertos, justo en medio de una industria de telefonía móvil que avanzaba a paso lento, con Nokia y BlackBerry como los líderes de un sector aletargado y sin mayor innovación.

Esto, hasta que Jobs decidió iniciar su conferencia con una entrada tan efectiva como sorpresiva: “Hoy presentamos tres productos revolucionarios: el primero, un iPod de gran pantalla con controles táctiles; el segundo, un revolucionario teléfono móvil; y el tercero, un rompedor dispositivo conectado a Internet», afirmó con entusiasmo.

En un principio, los asistentes no entendían el concepto, hasta que el carismático fundador de Apple comenzó a repetir los conceptos: «¿Se dan cuenta? No son tres dispositivos separados, es uno solo, y lo hemos llamado ‘iPhone’. Hoy Apple va a reintentar el teléfono”, anunció.

Y así sucedió. A casi diez años de aquella histórica conferencia, el iPhone aún se mantiene como el producto más llamativo en su sector, llevando a Apple a ganar millones de dólares y formando parte de cerca de un tercio de las entradas financieras de la compañía.

Sin embargo, las aguas están cada vez más estancadas. A cinco meses de la séptima generación del smartphone la expectación se mantiene, pero las críticas aumentan, y el público ya perdió su capacidad de asombro. Fue así como en el cierre del último trimestre del año fiscal, Apple informó este miércoles que por primera vez desde 2003 (cuando el iPod daba sus primeros pasos y el iPhone no existía) sufrió una caída en sus ingresos, debido principalmente a un descenso en las ventas de su producto estrella.

Existían algunas pistas: En enero, la empresa anticipó que las órdenes de compra de los iPhone iban a un ritmo más lento de lo esperado, y que eso se reflejaría en los resultados del siguiente trimestre. El resultado: ventas de 50.5 millones de dólares, menos que los 58 mil millones del trimestre anterior, con 51,2 millones de unidades contra 61,2 millones de teléfonos vendidos en el mismo período. Las ganancias también descendieron, de 13,5 millones de dólares a 10,5 millones, representando un 13%.

Ni siquiera en China, mercado donde Apple espera aumentar sus ganancias, logró salvarse de la baja, y las ventas disminuyeron un 26 por ciento. Y como era de esperar, la noticia repercutió en las acciones de la empresa, bajando un 6 por ciento.

El hecho es significativo porque muestra una tendencia que ni siquiera el iPad Pro o el Apple Watch (los últimos productos lanzados además del iPhone) lograron mejorar.

La caída

Razones puede haber muchas. En cuanto a la competencia, los análisis de 2015 muestran que en términos generales Apple se mantiene en segundo lugar de ventas tras Samsung (15% contra 22% respectivamente), enfrentando además a los cientos de fabricantes de teléfonos Android y la creciente llegada de Huawei, el más vendido en un mercado tan masivo como el chino.

O quizá es más simple y tiene que ver con innovación y con la variedad disponible actualmente, algo que ha aumentado durante el último tiempo hasta el punto de saturación. El analista de tecnología Alejandro Alaluf, afirma que «la baja obedece al hecho que el iPhone como producto, hace tiempo dejó de sorprender a los usuarios. Una cosa es que exista una masa fiel de consumidores que va a comprar el teléfono sí o sí, pero en términos de industria o innovación, hace mucho que el iPhone dejó de ser un dispositivo que sorprendiera por sus nuevas capacidades».

«Básicamente lo que se presenta como nuevo iPhone es un producto más delgado, con mejor pantalla, procesador o cámara, pero no es algo que de verdad impresione como sí ocurría antes. El hecho que Apple se haya ‘dormido en los laureles’ en términos de innovación, provocó que la gente se haya dado cuenta que existen otras alternativas que proponen por diseño o performance alguna novedad», agrega.

De acuerdo a los analistas, la tarea es diversificar las fuentes de ingreso y explotar la siguiente apuesta tecnológica, que tampoco llegó con los relojes inteligentes. ¿El siguiente paso? La casa conectada, el «Internet de las Cosas» y el misterioso proyecto «Titán», nombre con el que Apple estaría ingresando al segmento de los automóviles eléctricos con conexión a la red, de forma similar a empresas como Tesla.

El futuro

Aún en este escenario, la compañía se mantiene confiada con respecto a lo que viene. A pesar de la baja en las ventas, las ganancias trimestrales alcanzaron los 10,5 millones de dólares. «El futuro de Apple es muy brillante», señaló Tim Cook, CEO de Apple y sindicado por algunos analistas como el culpable de la baja, culpando a su poca proyección y el hecho de sacar al mercado productos que ya cuentan con gran competencia.

Con respecto a los próximos lanzamientos, para septiembre u octubre se espera la presentación del iPhone 7 y el Apple Watch 2. Según se especula, el primero podría tener una pantalla plana sin botón físico, resistente al aguia y polvo, sin conector de audífonos y con las acostumbradas mejoras de diseño y rendimiento. Lo mismo ocurre con el reloj, el cual sería más independiente del smartphone y contaría con su propia conexión a internet. ¿Suficiente? Lo sabremos en un año más.

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Agencias

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.