Internet

El progreso de la industria del juego en Latinoamérica


A pesar de que la industria del juego es un mercado que mueve muchísimo dinero en todo el planeta, en Latinoamérica la situación de la misma es muy desigual en los distintos países. Mientras que la regulación del sector en los países europeos ha avanzado enormemente en los últimos años, los cambios en la región latinoamericana han ido produciéndose con mucha más lentitud, a pesar de haber países que sí se han decidido a dar un paso adelante y han hecho un esfuerzo por adaptar la legalidad a las nuevas formas de juego.

Lo cierto es que en Latinoamérica podemos encontrarnos con todo tipo de situaciones según el país en el que nos fijemos. Países con una regulación específica y clara para el sector, países sin ningún tipo de legislación al respecto y países en los que el juego en línea está prohibido. Lo que está claro es que los casinos y las casas de apuestas en línea han llegado para quedarse, así que las naciones que todavía no han actualizado su marco legal pueden seguir a Colombia y empezar a regular la actividad con idéntica precisión y seriedad para no quedarse atrás. No en vano Colombia ha sido el primer país de la región en poner en marcha una auténtica regulación para los juegos en línea a través de la entidad Coljuegos, que se encarga de la gestión y regulación del juego en el país, tanto online como offline.

En este sentido las últimas noticias hablan de una próxima legalización de la industria del juego online en Perú, con una regulación bastante similar a la que se aplica en Colombia. Otro modelo de éxito en el que muchos países latinoamericanos podrían fijarse en un futuro es el español, que ya llevó a cabo su reconversión a las apuestas y el juego a través de Internet en el año 2012, proporcionando un marco con todas las garantías y la protección que los jugadores necesitan para poder apostar con tranquilidad. A la luz de estas últimas noticias, parece que poco a poco las cosas están empezando a cambiar en el continente americano.

Crecimiento imparable del juego en línea

A día de hoy el juego en línea no deja de crecer en Latinoamérica, incluso aunque en gran parte de la región los casinos online se muevan en el plano del vacío legal. Precisamente por ello los jugadores latinoamericanos acceden sin ningún problema a las páginas de juego en Internet, pero muchos países dejan de ingresar los beneficios que les corresponderían si tuvieran una legislación acorde, que proporcionaría además más garantías y seguridad a los apostantes.

Para que nos podamos hacer una idea del potencial de esta industria en los países latinoamericanos, no tenemos más que acudir a las cifras. Los jugadores de países como Colombia, Perú, México o Argentina se gastan alrededor de 15.000 millones de euros anuales en apuestas. Un negocio obviamente suculento que los gobiernos no deberían dejar pasar.

Conclusión

Tener una industria del juego bien regulada y legalizada es algo extremadamente beneficioso para cualquier país. No solo supone una fuente de ingresos nada desdeñable, sino que ayuda a evitar la proliferación de estafas, páginas web pirata y mercados sumergidos de apuestas ilegales.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.