Curiosidades

El estor: mejor opción que la cortina


Utilizar un estor para nuestras ventanas es muy buena idea. Un estor es un tipo de cortina fina que se despliega verticalmente. Al igual que las cortinas o los visillos, su función principal es tamizar la luz y no evitar su entrada. Los hay de muchos tipos y su característica principal suele ser la ligereza visual que aportan en la decoración de una determinada habitación.

Ventajas del estor

Sea cual sea su mecanismo, el estor aporta siempre mucha más ligereza visual que la cortina. Es por este motivo que suele utilizarse en espacios pequeños, en donde una cortina atraería mucho protagonismo y, por lo tanto, haría más pequeño el espacio. Los estores tienen un denominador en común, y es que siempre se recogen de manera horizontal y ocupa menos espacio recogido que una cortina, así que es recomendable para espacios en los que dispongamos de poco sitio.

Otra de las ventajas del uso de los estores es que su instalación es mucho más sencilla que la de las cortinas, pues no requiere más que el anclaje a la pared y no una guía como es el caso de las cortinas, especialmente las de gran formato. Si lo que buscamos es practicidad total, deberemos optar por un estor enrollable, siendo el más elegido por los decoradores e interioristas ya que aportan un punto de diseño y son muy prácticos, cubriendo la ventana con una sola pieza y únicamente hay que tirar de un cordón para elegir el nivel de apertura del mecanismo, son el tipo de estor más extendido.

Con un estor siempre podremos regular mejor la luz que entra en una determinada estancia que como lo haríamos con cortinas convencionales. Además, como decíamos anteriormente, la gran cantidad de opciones que podemos encontrar permiten, incluso, que actualmente se diseñen a medida unos estores a juego con otros elementos de mobiliario o decoración del espacio, como serían por ejemplo sillas o sofás.

También son la mejor opción para oficinas y estudios, en los que se trabaja con luz natural, dado que podremos evitar la entrada directa de rayos de sol y seguir teniendo un nivel lumínico alto para trabajar cómodamente. 

Pero si lo que estamos buscando es que en el espacio no entre luz, podemos instalar una versión opaca de los estores, que permite evitar la entrada de la luz y que funciona como sustituto de la persiana, evitando la necesidad de realizar una obra para su instalación

Algunos diseños de estor pueden también cumplir como elemento decorativo, puesto que hoy en día hay diseños estampados o impresos en digital que actuarán como un cuadro o ilustración decorando con protagonismo la habitación.

Tipos de estores

Existen distintos tipos de estores como nos muestra fabricadestores.com , el más clásico es el llamado a paquete (un sencillo mecanismo de cuerda hace que la tela se recoja de manera natural, en forma de onda conforme se tira de la misma), también conocido como tipo romano. El plegable o de varillas, también muy usual, que utiliza unas varillas horizontales que obligan a la tela a plegarse en forma de acordeón, o el enrollable, un tipo que cada vez es más extendido por su comodidad y fácil instalación.

El estor japonés o panel japonés, cuyo origen es de dicho país, combina varios estores con un sistema de rodamientos y varillas a modo de abanico horizonta, y es común utilizarlo en puertas correderas o salidas a patios y terrazas. Otro tipo de estor es el de lamas, que puede ser de tela y también de otros materiales, es un estor de fácil colocación y gran limpieza. Es parecido al japonés, pero con un mecanismo mucho más sencillo.

El estor más práctico es el enrollable. Es la apuesta perfecta elegida por decoradores y profesionales porque aportan una imagen de diseño, a la vez que son muy prácticos. Cubren la ventana con una sola pieza y únicamente hay que tirar de un cordón para elegir el nivel de apertura del mecanismo.

 Son el tipo de estor que más se está utilizando y su uso se está extendiendo de una manera muy rápida. Cada vez podemos encontrar más fabricantes y más opciones de tejidos, estampados y colores. Como decíamos anteriormente, es muy sencillo de instalar y su limpieza es muy fácil.

Y si hablamos en el plano económico, los estores sin duda son más baratos que una cortina, puesto que en cuanto a material utilizamos mucho menos, y además con su instalación también ahorraremos en verano y en invierno teniendo una entrada de rayos solares muy fácil de graduar. 

Practicidad, limpieza y como hemos detallado, cada vez con mayores opciones de personalización o diseño único que podremos adecuar a las necesidades cromáticas que tengamos, sin duda la mejor elección del mercado para decorar nuestra casa de una manera moderna, pero sobre todo, práctica y limpia. 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.