Curiosidades

Curiosidades sobre ganadores de la lotería


Muchos son los que depositan sus esperanzas en ganar la lotería pero pocos, los que conocen algunas de las curiosas historias que se han generado en torno a este sorteo que parece estar cargado tanto de millones como de sorpresas inesperadas.

Por ejemplo, según www.euromillones.info, David Long y Kathleen MacKenzie, una pareja británica de recién casados, tiró por error un boleto de EuroMillones a la basura. David vio por casualidad el boleto y lo sacó de allí. Sin duda fue una fantástica decisión porque ¡el boleto estaba premiado con un bote de 100 millones de euros!

Por desgracia hay algunos boletos que no han corrido la misma suerte. En 2012 un afortunado ganador consiguió 80 millones de euros pero nunca los reclamó. Se vendió el boleto de EuroMillones ganador en Stevenage & Hitchin (a 55 kilómetros de Londres) pero pasaron los meses y nadie pidió el premio. Entre las hipótesis que rodean la situación se encuentra la posibilidad de que el ganador no comprobara su billete, lo perdiera o incluso, que falleciera. La lotería británica, a falta de un vencedor, destinó el premio a obras benéficas.

Otra situación fuera de lo común, en este caso en tierras españolas, fue la de Francisco Delgado Rodríguez, un panadero que, tras ganar el 121 millones de euros desapareció de su pueblo, Pilas (Sevilla). Durante semanas los vecinos se preguntaban sobre su paradero y llegaron a pensar que nunca volvería. Pero Francisco José acabó regresando a su antiguo hogar, su padre cerró la panadería en la que ambos trabajaban y se compró un Porsche y un ático en el centro de su localidad natal.

Quién demostró una habilidad especial fue Michael Carrol que fue capaz de gastar 15 millones de euros en tan sólo 7 años. Nadie hubiera dicho que sería capaz de tal hazaña al ganar en Lotería británica en 2002. Por aquél entonces era un basurero que vivía modestamente y empezó a gastar su dinero de manera inocente: compró regalos a familiares y amigos y se concedió algunos caprichos. Pero mucho menos inocente fue en lo que se gastó el dinero poco después: drogas, juego y prostitutas. Finalmente, tras dilapidar su fortuna, volvió a trabajar de basurero, profesión que sigue ejerciendo hoy en día. Si queréis conocer su historia con más detalle lo podéis hacer aquí .

Podemos afirmar, pues, que la lotería siempre nos reserva sorpresas y que el único misterio que envuelve no es el del próximo número ganador, por mucho que a todos nos encantaría saberlo. 

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]


[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.