MOVILES

Cómo colocar tu router y sus antenas para maximizar el alcance del WiFi


En ocasiones anteriores te hemos dado consejos sobre cómo mejorar la señal y la velocidad de tu conexión WiFi, pero hoy nos centraremos en el router. Veremos cómo debes colocar el router y sus antenas para maximizar el alcance de tu conexión WiFi.

Si estás teniendo problemas para que tu WiFi llegue sin problemas a toda tu casa, hoy te daremos consejos sobre dónde colocar el router y cómo orientar sus antenas para exprimirle toda la potencia a tu conexión a Internet.

Dónde colocar el router

Enmedio La mejor posición: en el medio del área que quieres cubrir

Primero de todo, ¿dónde colocar el router? Con frecuencia el técnico que nos instala la conexión se limita a colocarlo lo más cerca posible de la conexión de teléfono o cable, que no tiene por qué ser la posición óptima. Como norma general, debes intentar colocar el router lo más céntrico posible en el área que quieres cubrir. Tanto vertical, como horizontalmente.

En cuanto a su posición vertical, en un piso de varias plantas te interesa colocarlo en una planta intermedia, evitando la planta más baja o superior. En un apartamento de una sola planta, intenta que el router esté al menos a la altura de los dispositivos que se van a conectar a él. Esto generalmente supone a la altura de una mesa y no en el suelo o completamente en el techo.

Central Debes buscar el centro, también horizontalmente

Horizontalmente, la idea es básicamente la misma. Intenta que el router esté en el centro del área que intentas cubrir. Imagina la cobertura como un círculo alrededor del router: si lo sitúas en una punta de la estancia, la señal será más débil en la otra punta.

Posiciones Izquierda: el router centrado llega a casi todas las habitaciones. Derecha: en una esquina, varias habitaciones apenas tienen cobertura

Esta lógica es válida en un mundo ideal sin obstáculos, pero desgraciadamente el WiFi pierde potencia fácilmente al chocar con determinados materiales. Algunos de los obstáculos que más dañan la señal WiFi son el metal, las paredes de piedra e incluso el agua.

Debes tener en cuenta estos obstáculos a la hora de posicionar tu router para evitar que gran parte de la señal se desperdicie. No coloques el router al lado de la pecera, el microondas, la nevera o cualquier otro lugar donde las ondas necesiten atravesar este tipo de materiales para llegar a tu móvil o PC.

Nevera Los obstáculos de metal o muros macizos bloquean la señal y deben evitarse

De este modo, las ondas tienen más facilidad para atravesar materiales más débiles como la madera, de modo que las puertas (de madera) son una buena vía para que las ondas pasen de una habitación a otra, y no tanto una pared maciza. Será por tanto más eficaz colocar el router en un pasillo cerca de las puertas a cada habitación que rodeado de paredes.

Cómo posicionar las antenas

Dipole Si pudieramos ver cómo se emite la señal WiFi sería algo así: como un donut aplastado

Por mucho que los routers publiciten sus antenas como omnidireccionales, en la realidad la mayoría de las antenas de routers son dipolos y las ondas no se emiten con igual intensidad en todas las direcciones. En lugar de ser un círculo concéntrico, la señal se emite más como un donut que se expande y llega más lejos en horizontal que en vertical.

Es por ello que como norma general se suele recomendar que al menos una de las antenas esté situada en vertical, es decir, apuntando al techo. De este modo, la señal se extiende en horizontal, en el mismo plano, que es generalmente donde se encontrarán la mayoría de los dispositivos. En domicilios con varias plantas te puede interesar inclinar un poco la antena (unos 45 grados) de modo que la señal se envíe también hacia arriba o abajo, según te interese.

Polaridad Con varias antenas es mejor ponerlas en perpendicular

¿Y si tu router tiene varias antenas? En tal caso se recomienda colocarlas en perpendicular, una en vertical y otra en horizontal. Un ingeniero de Apple nos abrió los ojos hace años con este truco con el cual te aseguras de que la recepción de radio se maximiza cuando tanto el emisor como el receptor usan la misma polarización. Algunos dispositivos tienen la antena en vertical, otros en horizontal, así que la única forma de asegurar una mejor recepción para todos ellos es usar ambas orientaciones.

En general, deberás probar distintas configuraciones hasta encontrar la que mejor se adapta a tus circunstancias, pero probablemente lo más importante sea recordar que las antenas son más potentes en sus lados que en su punta.

Fuente: Xataka.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.