Robótica

Aprender robótica en verano


Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina… de los estudiantes. Estos meses de desconexión, playa y piscina son también un buen momento para aprender jugando. Si a los más pequeños de la casa les gusta la tecnología, este periodo vacacional puede servirles para acercarse a la programación y la robótica.

En esta guía de recursos encontrarás libros, juegos y proyectos interesantes para que niños y niñas aprendan nociones básicas de programación y robótica este verano.

Antes de empezar: ¿programación o robótica?

La programación y la robótica van de la mano, tanto en el sector profesional como en el educativo. Y es que diseñar y construir un robot para una tarea concreta tiene sentido si posteriormente le introducimos las órdenes de algún modo.

En este sentido, los recursos disponibles de programación y robótica para niños y jóvenes se difuminan en el horizonte. Así, mientras que para los más pequeños encontramos por un lado kits de construcción y por otro herramientas que les ayudan a pensar de forma lógica y ordenada, conforme van creciendo las propuestas se mezclan.

Hemos dividido los recursos en cuatro apartados, no obstante sabemos que algunos podrían caber perfectamente en otras secciones. En el primero encontramos juegos que enseñan a tener nociones básicas de programación, en algunos casos incluso sin requerir dispositivos. En el segundo nos centramos en Scratch, un lenguaje de programación específicamente creado para niños, y en recursos para aprenderlo de forma directa o aplicándolo en elementos físicos.

En cuanto al aprendizaje de robótica, hemos diferenciado en kits donde lo esencial es la creación de estructuras, incorporando ciertos elementos de programación de relativa complejidad.

Finalmente hemos destinado un apartado propio a Arduino, un concepto que si bien está destinado a adultos (o adultos jóvenes), por su interés y posibilidades también puede resultar interesante a adolescentes con cierta destreza y conocimientos.

Programación

Lenguajes de programación hay unos cuantos, pero antes de aprender a programar en un lenguaje concreto interiorizando su sintaxis, es necesario organizar nuestra forma de pensar para dividir las tareas que constituyen un programa en otras más pequeñas.

Aunque más adelante veremos recursos orientados a lenguajes de programación concretos como Scratch, en esta sección nos centramos precisamente en aquellas herramientas que enseñan a los más pequeños a familiarizarse con esta forma de pensar e incluso en estructuras.

Libros, vídeos y otros recursos

Más allá de los manuales clásicos, hay opciones de lectura más distendida y entretenida para que los más pequeños de la casa adquieran nociones básicas sobre pensamiento computacional. En algunos casos se trata de libros, pero también encontramos recursos al alcance de cualquiera que tenga acceso a internet.

Hello Ruby

Hola Ruby

Linda Liukas, una de las voces más autorizadas dentro de la inclusión de los recursos STEM en educación, es la autora de ‘Hello Ruby’ ( desde 6,64 euros), un libro protagonizado por una niña muy creativa que introduce los conceptos básicos de la programación a través de aventuras y ejercicios.

Secret Coders

Secret coders

Aunque solo están disponible en inglés, se trata de una serie de cómics bastante atractivos y fáciles de leer con adolescentes como protagonistas que tendrán que resolver misterios empleando la lógica, completando puzzles y con instrucciones relacionadas con el pensamiento computacional. Desde 7,08 euros en formato de tapa blanda, dura y eBook.

Computer-Science Unplugged

Creado por la Universidad de Canterbury, es gratuito para descargar, es la referencia mundial del aprendizaje de programación sin PC.

Más de 200 páginas repletas de juegos y actividades que podemos hacer sin ordenador y para muchos niveles. Otra opción más interactiva la encontramos en su web, donde hay muchos recursos ordenador por temas y listos para descargar e imprimir.

Programación en papel cuadriculado

Code Plantillas

Muy atractivo para aprender a programar en una dinámica de grupo. Solo necesitamos lápices, plantillas en papel cuadriculado y lanzarnos a trasladar a instrucciones los dibujos que luego otros compañeros deben tratar de repetir siguiendo las indicaciones que les hemos dado.

Mis amigos los robots

Siguiendo la tónica del anterior, requeriremos unos vasos de plástico y unas instrucciones que podemos imprimir o, de forma alternativa, simplemente dibujar en papel una especie de «castillos» atendiendo de nuevo lo que los compañeros han pensando que es lo mejor. Como curiosidad, el juego admite tareas de debugging (depuración).

Instrucciones condicionales con cartas

Pesudocoigido

Para aprender a programar nos basta con una baraja, ya sea de póker o española, y este juego en el que los niños pueden escribir algoritmos en forma de pseudocódigo según las cartas que vayan desvelando.

Juegos para aprender nociones básicas de programación

Bit and Bites

Bit and Bytes

Orientado para los más pequeños (a partir de 4 años), Bit and Bites (17 euros) sirve para que comiencen a interesarse por la programación por bloques, estructura e incluso lenguaje a través de un juego de cartas entretenido y motivador. En Bit and Bites construirán algoritmos recurriendo a unos divertidos monstruos.

Littlecodr

littlecard

Littlecodr (37,91 euros) es un juego de mesa muy sencillo para niños a partir de 4 años. Solo tiene 5 cartas básicas y sus diferentes combinaciones para resolver puzzles y misiones con las que introducirnos en conceptos básicos de programación y resolución de problemas.

Think Fun Code Master

COde master

Otro juego de mesa algo más complejo y recomendado para niños a partir de 8 años, es Think Fun Code Master 29 euros. Como el anterior, promueve el razonamiento secuencial aunque los retos son más complejos. La curva de aprendizaje no es alta y ofrece bastantes horas de juego gracias a sus 10 mapas y 60 niveles de dificultad.

Swift Playgrounds (app para iPad)

Si tenéis un iPad en casa, también podéis usarlo como herramienta de aprendizaje gracias a Swift Playgrounds, una plataforma para aprender programación Swift enmascarado bajo un juego deplataformas en el que hay que ir resolviendo retos.

Scratch

Sc

Si hay un lenguaje de programación orientado a niños, ese es Scratch. Desarrollado por el MIT, Scratch se basa en bloques que se unen a modo de puzzle formando programas.

La sencillez de su interfaz, la distribución de menús y colores o sus órdenes claras no deben confundirnos: se trata de un lenguaje de programación potente que permite desarrollar grandes y complejos proyectos.

La edad recomendada para empezar a usar Scratch son los 6-7 años, justo cuando los niños comienzan a leer con soltura. No obstante, existe una versión Junior todavía más visual.

Una de las bazas de Scratch es que se trata de un recurso rápido, sencillo y gratuito, estando disponible simplemente con una tableta o un ordenador con acceso a internet, a través de su página web. Otra alternativa es descargar e instalar sus versiones de escritorio de Scratch 3.0 para sistemas operativos Windows y Mac.

Aunque para usar Scratch no hace falta registrarse, sí que es recomendable hacerlo, de modo que podamos guardar en la cuenta los proyectos que vamos haciendo. Crear una cuenta es un proceso también gratis y no existe edad mínima para hacerlo, si bien se requiere confirmar la cuenta con una madre, padre o tutor.

En este artículo específico de Scratch encontrarás cómo empezar desde cero con este lenguaje de programación y algunos proyectos interesantes para iniciarse. Sin embargo, os proponemos otros recursos alternativos.

El proyecto de Google CSFirst también se vale de vídeos para que los niños realicen actividades guiadas con vídeos y lecciones.

Programa tus juegos con Scratch

Programa tus juegos con Scratch

Un libro asequible tanto por precio como por nivel, sirve para que niños sin conocimientos previos vayan evolucionando en la programación visual por bloques. ‘Programa tus juegos con Scratch’ (19 euros es muy completo, ofreciendo desde el videojuego más básico hasta algunos más complejos, los cuales se pueden mejorar y ampliar progresivamente.

Fuente: Xataka.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.