Comunicación

¿A qué se debe el éxito de los microinfluencers?


Los microinfluencers y los «everyday influencers» enarbolan la bandera de autenticidad en sus publicaciones en las redes sociales y por eso gozan de la credibilidad de su público.

Influencers del calibre de Chiara Ferragni, Dulceida o María Pombo se jactan desde Instagram (su escaparate favorito para dar brillo y esplendor a su fama) de tener vidas absolutamente fabulosas y dignas de ser envidiadas (no siempre de manera sana).

Sólo en Instagram Chiara Ferragni tiene casi 17 millones de seguidores a su vera. Y las influencers patrias Dulceida y María cuentan con 2,6 millones y 1,1 millones de “followers” respectivamente. El suyo es un alcance similar al que tienen los denominados medios de masas.

Para los anunciantes que tienen a bien cooperar con los influencers (aquellos nimbados del estatus de estrellas) los números son a menudo el argumento más importante a la hora de entablar relación con ellos.

Pero también los microinfluencers, aquellos que cuentan con hasta 10.000 seguidores, y los “everyday influencers”, que pasan muchas veces por consumidores corrientes y molientes y tienen una comunidad de alrededor de un millar de “followers”, gozan de muchísimo predicamento entre las marcas.

Pero, ¿por qué tantísimas marcas fijan la mirada en los microinfluencers? ¿Cuál es su principal reclamo? Un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la Universidad de Ciencias Aplicadas Macromedia y la agencia Territory Influence ha tratado de procurar respuesta a esta pregunta y ha entrevistado para ello a aproximadamente 2.500 microinfluencers y “everyday influencers”.

Microinfluencers y «everyday influencers», aliados (valiosísimos) de las marcas

La gran fortaleza de los microinfluencers es que son percibidos habitualmente por el público como más auténticos. A alrededor del 60% de los influencers consultados en su informe por Macromedia y Territory Influence les procura alegría compartir con sus amigos nuevas marcas y nuevos productos. Entre los microinfluencers con entre 5.000 y 10.000 seguidores este porcentaje pega el estirón hasta alcanzar el 75,8%.

El 43,8% de los influencers confiesa, por otra parte, que sus amigos les endilgan la etiqueta de fuente fidedigna de información en lo que se refiere a la recomendación de productos.

La mayor parte de los influencers puestos bajo la lupa por Macromeda y Territory Influence se ufana de que sus marcas favoritas (las que en último término termina recomendando) son una parte muy importante de lo que estos son en realidad (y no meramente de cara a la galería).

Los microinfluencers y los ‘everyday influencers’ actúan en las redes sociales sobre todo y ante todo por su propia motivación y porque lo que hacen les entusiasma en el plano personal. En este sentido, son a ojos de su público absolutamente auténticos y sus contenidos y recomendaciones son casi siempre de muchísimo valor”, explica Stefan Schumacher, director de Territory Influence.

Siendo más o menos bisoños en el universo de la influencias, microinfluencers y “everyday influencers” no se mueven apenas por intereses económicos y sus recomendaciones brotan de su propio convencimiento y no están emponzoñadas por el dinero (algo que es bastante más común, aunque no necesariamente la norma, entre los macroinfluencers).

Fuente: Marketingdirecto.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.