Internet

¿Y si desapareciera Facebook?


Imagina que mañana, de pronto, te levantas y sin previso aviso, te das cuenta de que la red social Facebook ha desaparecido del mapa. No existe. El motivo es lo de menos. Imagina cómo sería un día normal si la red social se hubiese ido para no volver jamás.

¿Qué ocurriría entonces?

Mientras el usuario promedio, después de haber llorado la pérdida de Facebook, como ocurre con este tipo de cosas, una vez que pasara un tiempo prudencial, habría pasado a la historia. Al usuario de a pie realmente no le afectaría su desaparición; lo único realmente relevante que ocurriría sería que habría una migración masiva hacia otra red social similar. ¿Quién sería la afortunada?

Según los últimos datos de octubre, Facebook tenía 1,5 billones de usuarios activos , lo que supone un incremento del 23% desde marzo de 2013. En el caso de que ésta desapareciera, la más favorecida probablemente fuese Google+ o quizá una red social emergente de reciente creación.

Las más perjudicadas por este cambio tan drástico serían las empresas que tendrían que empezar una nueva estrategia en la red social a la que se dirigiera masivamente toda la población Facebook. Ya que 1,5 billones de clientes potenciales no son una cifra a tomar a risa. Desgraciadamente todo cambio requiere un proceso, por tanto, en el transcurso de una etapa a otra, las empresas tendrían que volver a trabajar con sus propias webs y sus propios blogs como medio para transmitir noticias, novedades o mantenerse en contacto con sus clientes y seguidores.

Actualmente las empresas focalizan en Facebook su comunicación tanto sobre la empresa como sus productos, convirtiendo a la red social en el eje central informativo de la empresa.

Un final prematuro de Facebook significaría la pérdida del norte. Es posible que Twitter aliviara en cierta medida esa falta, pero los 140 caracteres de la red de microblogging son ciertamente insuficientes. Las empresas, sin embargo, pueden controlar el contenido que suben a su propio blog, así que es es probable que el nuevo centro de comunicación derivase a sus propios blogs antes de la migración a la red sustituta.

Al no haber aún un sitio común en el que reunirse, aficionados y profesionales del marketing social tendrían que volver a examinar cómo publicar contenido y captar la atención del usuario. Habría que renovarse y volver a inventar.

¿Focus en un solo medio?

Aunque es una posibilidad remota, no está de más preguntarse cómo sería el escenario del marketing social si ésta red social desapareciera de la noche a la mañana. Lo primero en lo que deberíamos pensar es en si hacemos bien centrando todos nuestros esfuerzos de marketing en un solo sitio. Está claro que en la diversidad está el éxito.

Readers Rating
0 votes
0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.