Wireless

Un ladrón se cuela en una casa para pedir acceso al WiFi


Vivir para ver. Y ver para creer. Todos los días suceden cosas insólitas en el mundo, pero lo cierto es que esta debería llevarse un primer premio.

La historia va de una pareja de 60 años, residente en Palo Alto (California) que este domingo por la noche tuvo el susto de su vida. Estaban durmiendo tan tranquilos cuando, de repente, se despertaron con un personaje encapuchado, a los pies de su cama.

No, no hizo falta llamar a Iker Jiménez. Esa presencia en el dormitorio conyugal de este hogar californiano poco tenía que ver con lo sobrenatural (aunque casi). Se trataba de un ladrón que, tras despertar a los propietarios de la casa, les pidió nada más y nada menos que conectarse a su red WiFi.

UN LADRÓN REINCIDENTE CON PROBLEMAS DE DATOS

Como puedes imaginar, la reacción de la pareja de 60 años no fue precisamente cordial. El hombre salió de la cama como alma que llevaba el diablo, empujó al ladrón hacia el pasillo y acto seguido, llamó a la policía para contarles lo sucedido.

Al cabo de pocos minutos, las autoridades arrestaron al chico (en realidad era un adolescente de tan solo 17 años). Nada más verlo se dieron cuenta de que se trataba del mismo individuo que la noche anterior también había asaltado una casa de Palo Alto para pedir a su propietario usar la conexión WiFi. Al parecer, decía, “se había quedado sin datos”.

En ese caso, los dueños de la casa le dijeron que se largara lejos de allí. Y lo hizo, pero fue con una bicicleta que después se descubrió que también había sido robada de un patio vecino. Se ve que el chaval apunta maneras. Ahora e se enfrenta a varios cargos graves por robo, además de un cargo menor por merodear por las propiedades privadas. No está muy claro si también lo acusarán de haber robado una bicicleta. 

Fuente: Tuexperto.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.