Curiosidades

Todo lo que tienes que saber de un sofá


Detrás de estos muebles que favorecen nuestra comunidad, hay un intenso trabajo donde participan diseñadores industriales

El sofá puede llegar a convertirse en el objeto más preciado de nuestra vivienda. Hacer con un sofá realmente cómodo, en el que queramos disfrutar de nuestro tiempo de descanso, es para muchos un objetivo que no logran encontrar. La falta de paciencia lleva en muchas ocasiones a no encontrar el mueble realmente adecuado a nuestras necesidades y fisionomía.

Y es que, aunque muchos no lo crean, los sofás son un mueble que esconde un trabajo científico y de diseño industrial muy importante. Los encargados de diseñar este tipo de muebles tienen en cuenta diferentes aspectos, desde el propio diseño, al cuerpo humano, con el objetivo de dar con la mejor forma posible. A ello hay que añadir, además, la utilización de materiales adecuados para estar en contacto con el cuerpo humano.

De esto saben mucho en la tienda especializada Sofassimo, portal desde donde venden a toda España gracias a su canal online. Por sus tiendas y almacenes pasan miles de muebles de diferentes marcas y fabricantes, por lo que son una excelente fuente a la hora de analizar qué aspectos se tienen en cuenta a la hora de fabricar un sofá.

En este sentido, hay que destacar que los fabricantes valoran diferentes aspectos a la hora de producir un sofá. En un primer momento, deben analizar detenidamente qué tipo de mueble quieren realizar, ya que no son lo mismo los Sofás cama que los que chaise longue. La finalidad y objetivo de cada uno de los sofás citados anteriormente son diferentes, por lo que el proceso de diseño y de elaboración también es diferente.

Estudiar y estudiar

Al respecto, los fabricantes que se enfrentan al reto de fabricar un sofá una de las primeras cosas que hacen es elaborar estudios. En concreto, los expertos se encargan de hacer estudios de mercado para ver cuál puede ser el público objetivo y la población aproximada a la que pueden llegar, a lo que se sume la elaboración de estudios ergonómicos.

Estos, sin embargo, no son los únicos que se tienen en cuenta. También se llevan a cabo diseños conceptuales y cálculos mecánicos con el fin de dar con el producto perfecto para unas necesidades concretas. Una vez que se tiene esto claro es cuando se lleva a cabo el diseño de detalle del producto para, posteriormente, elaborar una serie de planos y renders y ambientaciones con el fin de ver cómo quedaría el producto final.

“Todo este trabajo es el que, de un modo u otro, incidirá en el coste final de sofá”, explican desde este portal de venta de sofás. En concreto, los responsables de la compañía señalan que los sofás camas de calidad tienen un precio que va desde 800 euros. Por este coste, los consumidores ya pueden tener la certeza de que, si van a una tienda de prestigio y confianza, saben que el producto está bien elaborado y cuenta con unas calidades adecuadas.

En cuanto a los sofás camas, por ejemplo, desde la tienda aseguran que se trata de un producto cuya venta no ha dejado de crecer en los últimos años debido a que cada vez se han construido viviendas más pequeñas y ha sido necesario maximizar el espacio dentro de casa. “La posibilidad de tener una cama adicional se hace casi imprescindible en cualquier hogar moderno debido al espacio”, señalan desde Sofassimo, al tiempo que indican que “los sofás cama se pueden clasificar según su tipo de apertura en extraíbles, de apertura italiana y clic clac”.

Otra opción que también está de moda son los denominados Sofás relax. Y más últimamente los que incorporan un motor que maximizan las prestaciones de los mismos. De este modo y gracias a la tecnología incorporada en los últimos años, el sillón relax puede adaptarse en cada momento a personas concretas, lo que hace que sea una solución muy versátil.

Estos muebles, que tienen un precio más elevado, suelen caracterizarse por estar fabricados con productos de elevada calidad. En este sentido, cada vez es más frecuente encontrar en las tiendas especializadas sofás elaborados con materiales ecológicos, obtenidos de formas respetuosas con el medio ambiente y con el menor impacto posible.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un sofá?

Debido a todo el trabajo científico y tecnológico que hay detrás de un sofá, es conveniente que el comprador se pare a pensar antes de adquirir uno. Y conozca detalladamente cuáles son sus necesidades concretas para dar con el sofá más adecuado. Por ello, el cliente debe preguntarse (y responder) a algunas preguntas básicas antes de ir a una tienda:

  1. Cuántas personas van a utilizar el sofá. No es lo mismo comprar un sofá para una casa donde vive una pareja, que una en la que vive una familia formada por cinco miembros, incluyendo niños pequeños o adolescentes.
  2. La decoración del salón. Otro dato importante es la decoración. El sofá, además de comodidad, también es un elemento decorativo. De hecho, suele ser el mueble más grande del salón, por lo que debemos integrarlo dentro de la decoración de la estancia donde lo vamos a ubicar. ¿Seguiremos un estilo moderno o clásico?
  3. ¿Para qué se usa el sofá? Esta es otra cuestión clave. ¿Lo vas a utilizar para dormir la siesta solo o para utilizarlo a diario mientras comes y cenas? Al final es simplemente prever si le vamos a dar un uso muy intenso o solo esporádico. De este modo, sabremos si debemos invertir más dinero en un sofá resistente y de calidad.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.