TIC

Spotify se estrena en bolsa con una valoración de 23.500 millones dólares


Spotify ha salido hoy a bolsa bajo el símbolo SPOT y mediante cotización directa, lo cual ha evitado que nuevas acciones hayan tenido que ser emitidas. La bolsa de Nueva York (NYSE) abre hoy, por tanto, con una compañía a la que se esperaba desde hace mucho tiempo pero que no ha sido hasta este 2018 cuando se ha visto con posibilidades de garantizar una salida al mercado fructífera.

En las horas previas a la apertura del mercado las estimaciones situaban a la acción en un precio aproximado de 130 dólares, una buena cifra que lo es más considerando el precario momento que algunas grandes empresas tecnológicas viven en bolsa. Finalmente han sido 132 dólares por acción, lo cual sitúa a la compañía en una valoración de 23.5000 millones de dólares. Daniel Ek, fundador y CEO de Spotify ha advertido de que espera altibajos en la cotización, por lo que es posible ver fluctuaciones a lo largo de la jornada y de los próximos días.

Ahora tendrán que venir los resultados

Después de la salida a bolsa, Spotify se enfrenta ahora a la necesidad imperante de ir ofreciendo unos resultados que garanticen la viabilidad de la compañía a largo plazo. A pesar de ser líder en el mercado de la música en streaming, con 160 millones de usuarios en total y más de 70 millones de suscripciones de pago, los beneficios que obtiene vienen en un 90 por ciento de estos últimos, ingresando solo un 10% por medios de publicidad.

Esto provoca la urgencia a Spotify de provocar que el máximo usuarios posible se pase a planes de pago, que es lo que aporta rentabilidad realmente. Más aún cuando la media de cantidad ingresada por usuarios de pago ha descendido hasta los 5,32 euros por usuario, un 14 por ciento anual, lo cual se debe a opciones de suscripción como el plan familiar –que permite que un grupo de usuarios se agrupe en una misma dirección de pago por 14,99 euros al mes, aunque no compartan lazos familiares, de hecho– o el plan estudiantil.

Para impulsar el paso a premium es de esperar que Spotify tome medidas que afecten al plan gratuito en los próximos tiempos y fuercen, de alguna manera, la conversión. De momento, lo que sí hemos sabido es que está inhabilitando el uso de las cuentas que hacen uso ilegal del servicio (esto es, sin pagar y sin tener publicidad de por medio) con el fin de comenzar a facturar también esos millones que estaban al margen del servicio hasta ahora.

De igual manera, se ha podido saber que la empresa prepara para su servicio un asistente de voz virtual, el cual ayudará al usuario a realizar diferentes acciones de manera más sencilla. Se espera que en algún momento este se vea acompañado por un producto de hardware –un altavoz, presumiblemente– que ayude a afianzar a los usuarios y los mantenga en la plataforma, además de potenciar su uso.

Fuente: Hipertextual.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.