Software

Por qué el software de gestión es clave para pequeñas y grandes empresas


La digitalización de las empresas no es solo una apuesta de modernización, sino realmente una necesidad básica para los negocios en la actualidad. De ahí que los Estados estén fomentando y subvencionando la implantación de la tecnología en el entorno empresarial. Autónomos, PYMES y grandes empresas necesitan digitalizarse para poder sobrevivir.

Y con dicha digitalización entran en juego numerosas herramientas de gestión. Ya sean programas para elaborar presupuestos de obra o un ERP de gestión integral, sea cual sea el tamaño de la empresa, la tecnología supone la clave de su éxito. Los programas de business intelligence recopilan datos en tiempo real sobre todas las áreas de la empresa.

Un erp en la nube puede ser la solución más eficaz para centralizar la gestión empresarial a través de un proveedor de servicios. De esta manera, las empresas ahorran en costes, garantizan la seguridad de los datos y liberan los recursos IT para utilizarlos de manera más estratégica. Las opciones son múltiples y las ventajas numerosas.

 

Ventajas de la Business Intelligence

Como sistema o software de gestión para las empresas, la BI (Business Intelligence) aglutina una serie de procesos y tecnologías con las que recopila datos de gran valor. Gracias a dichos datos o información, se pueden tomar mejores decisiones empresariales. Además, la BI se puede aplicar a la producción, la logística, las finanzas, las ventas y/o el marketing.

Las herramientas de las que dispone la BI sirven para extraer, depurar, evaluar y comparar datos para elaborar análisis predictivos. Dichos análisis se ven reflejados en informes muy precisos donde tener una visión global del estado de la empresa en tiempo real. De esta forma se pueden evitar errores, corregir tendencias y decidir sobre aspectos cruciales del negocio.

Esta capacidad para centralizar datos tiene como primera ventaja la mejora de la eficacia en todos los procesos. Gracias a la BI se puede optimizar el trabajo de todos los departamentos favoreciendo la productividad. También garantiza la satisfacción del capital humano y mejora la atención al cliente y, por tanto, la fidelización de los mismos.

En resumen, con este software de gestión empresarial se agiliza la toma de decisiones gracias a una visión más completa y precisa del negocio. Se pueden predecir comportamientos, evitando errores y planificando mejor el trabajo y las diferentes campañas. Los datos se pueden visualizar de manera mucho más rápida y fácil para sacarles el máximo rendimiento.

 

Qué aporta un ERP

Un ERP es un sistema de planificación de recursos empresariales con el que gestionar todas las áreas de un negocio. Desde el inventario a los RR. HH. pasando por las finanzas, las ventas, la atención al cliente, etc. Todos los aspectos de la empresa quedan englobados en estos sistemas de gestión. Ahora bien, las empresas que quieran dar un paso más allá, ahorrando costes y potenciando aún más los beneficios del ERP, escogerán un ERP Cloud, o en la nube. 

De esta manera, tanto el software del propio ERP como los datos, se centralizan y gestionan en la nube por un proveedor de este tipo de servicios. Una de las principales ventajas de este sistema es que es el propio proveedor el que se encarga del alojamiento y mantenimiento de la infraestructura IT. De esta manera, las empresas ahorran una cantidad importante de presupuesto, al tiempo que se aseguran un funcionamiento correcto y el mínimo de fallos o errores técnicos.

Por otra parte, un ERP Cloud garantiza la seguridad y el cumplimiento de la legislación, al tiempo que mejora la competitividad de la empresa. La mejora de los procesos y la centralización de los datos hacen que los diferentes departamentos puedan colaborar mejor aumentando su eficiencia. En consecuencia, mejora la rentabilidad de las empresas.

El ahorro de costes es inmediato, pues, mediante la automatización elimina los errores debidos a procedimientos ineficientes. Con ello, no solo se beneficia cada área de la empresa, sino también el servicio de atención al cliente. Gracias a los diferentes informes y análisis se puede prestar un servicio más personalizado y satisfactorio. Esto, a su vez, hace que los clientes estén más satisfechos y continúen confiando en la empresa.

Y lo mejor de todos estos sistemas o software de gestión de empresas es que se adaptan al tipo de empresa y sector. No importa que se trate de un pequeño negocio de restauración, o de una empresa de fabricación de maquinaria industrial. Los ERP se adaptan a las necesidades y características de cada empresa para mejorar su rendimiento.

Tener una visión global de un negocio es fundamental para poder saber dónde hay que mejorar y dónde se puede estar cometiendo errores. El análisis de datos y los informes que estos software de gestión facilitan son de incalculable valor. Con ellos se maximiza la productividad, se planifica mejor el trabajo y se pueden predecir futuros comportamientos.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.