Hardware

Por qué deberías tirar tu PC a un punto limpio y no a la basura


Cuando pretendes desechar un componente de hardware o incluso tu viejo PC, ¿qué deberías hacer con él? En este artículo vamos a explicarte por qué es indispensable y sumamente importante que dejes tu viejo PC o cualquier componente de hardware en un punto limpio, y por qué nunca lo deberías tirar a la basura.

Realmente es de lógica simplemente por el tamaño que tiene un PC, pero hay mucha gente que los deja al lado de los contenedores de la basura. Además de que te pueden multar por ello, debes saber que es muy importante que cualquier componente de hardware que quieras tirar debe ir al punto limpio para que pueda ser tratado adecuadamente, ya que si lo tiras a la basura se gestionará como si fuera un residuo orgánico más y podría tener un grave impacto en el medio ambiente.

¿Por qué deberías tirar tu hardware o PC al punto limpio?

Durante el proceso de fabricación de muchos componentes de hardware se generan residuos líquidos considerados como peligrosos (estos son: corrosivos, tóxicos, inflamables, reactivos o infecciosos). Se trata de líquidos que se utilizan en la fabricación de PCB por ejemplo, como ácidos para el tratamiento de oxidación del cobre, y que quedan impregnados en algunas partes de los componentes.

En la lista publicada en junio de 2016 relativa a los residuos peligrosos se incluyen más de 700 componentes utilizados en la fabricación de componentes de hardware considerados como toxinas dañinas. Por ejemplo, la carcasa de plástico de la caja de un PC está recubierta por una capa de un agente ignífugo que es tóxica, o una pantalla de monitor puede contener hasta 1 Kg de plomo. Las pilas, baterías e incluso algunas partes de los PCB contienen cadmio, y un contacto excesivo con este material puede causar envenenamiento.

Si estas sustancias entraran en contacto con la sangre (imagina que te haces una herida, que respiras vapores tóxicos al quemarse, etc.) penetrarían hasta el tejido nervioso del cerebro, y en los casos más graves podrían conducir incluso a una discapacidad funcional de por vida.

Qué pasa si tiras tu PC a la basura

Si tiras estos componentes de hardware o tu viejo PC a la basura y no a un punto limpio, los componentes no recibirán un tratamiento adecuado y se almacenarán en vertederos. Cuando el agua de lluvia entra en contacto con estas basuras enterradas se producirán reacciones químicas formando un lixiviado (filtrado) en el vertedero, y los metales pesados de los componentes en el agua subterránea causarán una grave contaminación. Si los humanos bebieran estas aguas contaminadas, o si las bebieran animales y plantas, serían envenenados y podrían resultar en la muerte.

En el año 2007 los residentes de un área en Nairobi, capital de Kenia, comenzaron a experimentar diversos grados de dolor de cabeza, mareos, náuseas y otros síntomas. Según un informe de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, más de la mitad de la población de la ciudad resultó intoxicada a causa de beber agua que contenía metales pesados, causándoles intoxicación de sangre y problemas respiratorios, todo ello debido a una pila de desechos electrónicos que no fue tratada adecuadamente.

¿Cómo gestionan los residuos en el punto limpio?

Tomemos como ejemplo la primera fábrica del mundo que se dedica al procesamiento de residuos electrónicos, Ecological Electreonics Company, ubicada en el norte de Finlandia. El método de tratamiento es similar al de la fundición en una mina, que consiste en triturar y clasificar los productos electrónicos por materiales, filtrando metales como la plata, el cobre, el aluminio y el oro, para luego enviarlos a un horno de fundición y así poder reutilizarlos.

Para empezar, estos componentes electrónicos no se almacenan o entierran en un vertedero sino que están en una nave industrial a cubierto, por lo que se elimina la posibilidad de que entren en contacto con agua de lluvia. Las operaciones de tratamiento de los residuos procedentes de aparatos electrónicos siguen el siguiente orden:

  • Reparación / reutilización: siempre que sea posible se comprueban los aparatos para ver si es posible su reparación para su posterior utilización. Cuando no lo sea, los elementos serán llevados a una planta de tratamiento donde se localizarán los materiales que puedan reciclarse y emplearse para fabricar nuevos productos.
    • Desmontaje y descontaminación: las bombillas, LED, baterías, cables y el resto de componentes eléctricos son eliminados al comienzo del proceso. Posteriormente se extraen las sustancias consideradas peligrosas como el mercurio o el cadmio, así como los condensadores con policlorobifenilos. Estos materiales peligrosos se procesan por gestores autorizados (algunos son incinerados y otros se reutilizan).
    • Trituración: una vez se eliminan los componentes peligrosos, el resto de residuos se trituran y se dividen en cuatro apartados: metales de hierro, otros metales no férreos, vidrios y plásticos.
    • Uso de materiales reciclables: los materiales aptos para el reciclaje (metales, plásticos y vidrio) se usan para fabricar nuevos productos.
  • Reciclado: los aparatos se desmontan y se descontaminan las sustancias peligrosas en el caso de que las contengan. El proceso implica la recuperación de materiales como plásticos, metales o vidrio para su posterior reciclado.
  • Valorización energética: este paso consiste en buscar otros usos energéticos a los materiales de los aparatos electrónicos. Por ejemplo, algunos plásticos que no se pueden reciclar pueden usarse como combustible en plantas de cemento.
  • Eliminación: cuando un aparato electrónico no puede reutilizarse ni reciclarse, pasa a otra planta de reducción de residuos para su eliminación.

No tires tu PC a la basura, siempre al punto limpio

El resumen de todo esto es que casi todos los componentes de hardware y los PCs completos (más todavía) contienen ciertas sustancias que, si bien no son peligrosas en sí mismas, sí que pueden llegar a serlo en algunas situaciones, como mezcladas con el agua (creando metales pesados que son muy tóxicos) o al quemarse. Por este motivo, si los tiras a la basura irán a un vertedero convencional, donde podrían llegar a causar desastres medioambientales como el que os hemos narrado antes de Nairobi en 2007.

Si por el contrario tiras tu hardware o viejo PC a un punto limpio te aseguras de que será tratado adecuadamente para que no tenga ningún impacto en el medio ambiente, y de hecho así también te aseguras de que los materiales que puedan ser reutilizados o reciclados, lo serán, colaborando así con el mantenimiento del medio ambiente.

Hay que ser responsable y cuidar lo que tenemos, así que no lo dudes ni por un instante: nunca tires componentes de hardware o tu PC a la basura, déjalo en un punto limpio.

Fuente > Fundación Eco-Raees / Hardzone.es


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.