BREVES

¿Podría existir una app única con la que controlarlas todas?


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Una velada normal en mi casa implica el uso de al menos cuatro pantallas de distintos tamaños repartidas por el salón; una televisión, un portátil, un iPad y un iPhone, además de algún reloj inteligente de vez en cuando o cualquier otro aparato que esté probando. La mayor parte del tiempo cada dispositivo funciona por su cuenta, a pesar de que comparten muchas aplicaciones y servicios.

Robert Levy odia que esto sea así. Es el director tecnológico de una start-up que se llama Conductr, que está construyendo una plataforma con base en la web para permitir a los desarrolladores crear aplicaciones que se puedan usar simultáneamente en distintos dispositivos y que decidan automáticamente qué partes de la aplicación mandar a cada pantalla en un momento dado. Levy cree que este método podría ser útil en cualquier entorno en el que tengas varias pantallas. Si el enfoque despega, también podría inspirar formas completamente distintas de diseñar aplicaciones.

Este tipo de escenario con múltiples pantallas es cada vez más frecuente. Los smartphones ya dominan las ventas de móviles, las tabletas son de uso obligatorio y los dispositivos portables, como los relojes inteligentes y ordenadores que se llevan en la cabeza empiezan a entrar en el mercado de consumo.

Pero aunque ya hay algunas formas de compartir una aplicación entre distintos aparatos, como por ejemplo usar tu iPhone para controlar los juegos del iPad o recibir actualizaciones del teléfono en un reloj inteligente, son limitadas porque cuesta conseguir que los dispositivos que tienen distintos sistemas operativos se comporten educadamente unos con otros. Además algunos sistemas operativos, como Android, están muy fragmentados dentro de su propio universo dado que los distintos dispositivos ejecutan distintas versiones del sistema operativo.

«El problema que vemos ahora mismo es que los dispositivos no colaboran entre ellos», afirma Levy.

Conductr permite a los desarrolladores establecer reglas dentro de las aplicaciones que les permitan trabajar eficazmente en distintos dispositivos al mismo tiempo. Por ejemplo, en el caso de una aplicación para streaming de vídeo, el componente para ver los vídeos podría estar prefijado para aparecer en tu pantalla más grande, un portátil o una tableta, mientras que la lista de vídeos relacionados aparecería en tu smartphone y el mando a distancia en tu reloj inteligente. Cada vez que empezaras a usar la aplicación en un nuevo dispositivo, Conductr reconfiguraría automáticamente las distintas piezas de la aplicación, explica Levy.

Conductr parte del trabajo del profesor adjunto de informática de la Universidad de Toronto (Canadá) Daniel Wigdor, que estudia la interacción entre múltiples dispositivos y es el asesor científico de Conductr. Es el coautor de tres artículos distintos sobre la colaboración entre dispotivos, que son la base del trabajo de Conductr y que se presentarán en la Conferencia ACM CHI sobre el Factor Humano en los Sistemas de Computación que se celebra en Toronto a finales de abril.

Wigdor imagina las interacciones complementarias entre distintos aparatos como una «sinfonía de dispositivos» en las que un software que les permite colaborar consigue la armonía entre ellos. «Es como si las aplicaciones se ejecutaran en la nube y las pantallas fueran las cosas a través de las cuales miras para ver una parte de la aplicación», afirma.

Levy explica que un desarrollador podría usar el kit de desarrollo de software de Conductr para permitir a una aplicación comunicarse con ella a través de internet. Cada dispositivo que tuviera esa aplicación instalada informaría a Conductr, haciéndole saber por ejemplo, qué tamaño tiene su pantalla, qué tipo de inputs permite, su orientación y su sistema operativo. Los algoritmos de Conductr deciden entonces qué funciones de esa aplicación deben aparecer en cada pantalla. Si se apaga un dispositivo o queda desconectado, Conductr se limitaría a redistribuir las funciones de la aplicación entre los dispositivos restantes.

Levy lo demuestra en un vídeo en vivo subido al sitio de Conductr. Revela cómo la tecnología de la empresa puede hacer funcionar una sencilla aplicación parecida a PowerPoint en distintos dispositivos simultáneamente. Levy empieza usando la aplicación sólo en un portátil, mostrando una diapositiva principal, una lista de diapositivas en el lateral derecho de la pantalla, un temporizador y algunas notas para el conferenciante. Cuando se registra en la misma aplicación con un smartphone Android, todas las piezas de la aplicación excepto la diapositiva principal desaparecen del portátil y reaparecen en la pantalla del teléfono. Añade un reloj inteligente Pebble y este se hace cargo de la función del temporizador, y por último se pone Google Glass que se hace con las notas para que pueda verlas sobre la pantalla proyectada por encima de su ojo. Cada uno de los dispositivos funciona además como mando a distancia para las diapositivas. Al menos en el vídeo, el tiempo de espera para poner en marcha los dispositivos parecía bastante corto.

«Es muy guay la primera vez que ves a Google Glass hacer algo útil.», afirma Levy. «Amplía tu experiencia en vez de intentar distraerte de ella».

Conductr aún tardará en llegar a tu salón, o a cualquier parte. Aunque la demostración es plenamente funcional y el equipo de Conductr está trabajando en otra aplicación diseñada específicamente para jugar, aún no está disponible para desarrolladores y Levy no quiere decir cuándo lo estará.

El profesor adjunto de la Universidad Purdue (EEUU) Niklas Elmqvist, que estudia la interacción ordenador-humano y la visualización de la información, tiene la esperanza de que este tipo de experiencias de usuario sean posibles en los próximos años. Elmqvist y otros investigadores están trabajando en un proyecto parecido llamado PolyChrome.

«La gente tiene smartphones y tabletas, hay pantallas por todas partes, podrás comprarte Google Glass y relojes inteligentes», afirma. «La mayor parte del tiempo estos dispositivos están diseñados para trabajar de forma aislada. Y eso no tiene sentido».

Fuente: Technology Review

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.