Curiosidades

Materiales de oficina esenciales hoy en día


Desde la evolución y la introducción de la tecnología en el entorno de trabajo de la oficina, los jefes y las empresas han impulsado desde sus tejados corporativos la adopción de la llamada «oficina sin papel» pero la realidad es, por supuesto, bastante diferente.

Cualquiera que trabaje en una oficina sabe que es imposible funcionar sin algún tipo de interacción diaria con blocs de notas, diarios… Y aunque nuestro Microsoft Office, Word y Outlook o su correspondiente OpenOffice.org pueden realizar una multitud de funciones con solo tocar un botón (o hacer clic con el ratón), hay una cosa que simplemente no pueden hacer, y eso es reemplazar los suministros de oficina esenciales que han sido el lecho de roca, la fuerza de la vida, del mundo de la oficina durante décadas. Es decir, no podemos vivir sin material de oficina.

También conocemos que un ordenador puede hacer muchas cosas -y cada vez más-, pero no puede reemplazar todo el material de papelería que a día de hoy seguimos necesitando en nuestras casas y nuestros despachos. Y con algunos de los elementos básicos de la papelería de oficina arranca una dimensión extra de algo que sigue siendo una experiencia física y táctil. No me digas que no has abierto un nuevo paquete de notas post-it o un nuevo pack de lápices y has sentido una sensación de emoción recorriendo tu cuerpo, ¿verdad? Es como la sensación de tener un libro entre las manos. Los dispositivos de lectura electrónicos se han abierto paso, pero la mayoría sigue apreciando el valor de pasar las páginas por sí mismo mientras lee un libro.

Por ello, hacemos un repaso de los reyes de la papelería del mundo de la oficina, esos bastiones de la gloria del escritorio que han convertido el bullicio de una oficina ocupada en el inimitable entorno de trabajo actual. Materiales esenciales:

Papel

Primero, el más básico, y el esencial. Pero el papel, por supuesto, viene en una gran variedad de formas y no solo en los paquetes de A4 que anidan cómodamente junto a la impresora.

El bloc de notas

Una extensión de los productos de papel es el bloc de notas, el compañero de papel del mundo de la oficina que prácticamente se da por sentado. Perfecto para notas para reuniones y conferencias, compilación de listas de tareas pendientes, anotación de pedidos de clientes… el bloc de notas suele ser el héroe anónimo de la oficina.

Diarios y planificadores

Fundamentalmente, un diario no se bloqueará, no sufrirá un error de inicio de sesión o deberá reiniciarse. Claro, es lógico que tendremos el móvil o un portátil a mano, pero siempre es bueno tener la contingencia de una copia en papel.

Bolígrafos

Es imposible tener demasiados bolígrafos. El solo hecho de estar rodeado por ellos proporciona una forma de comodidad placentera. Y no estamos hablando solo del ubicuo Bic aquí; las plumas también se infiltran en el mundo de la oficina bajo la apariencia de plumas estilográficas, rotuladores o bolígrafos de gel.

Post-Its

Estos rectángulos amarillos son un acompañamiento invaluable para cualquier día de trabajo de oficina, utilizado por millones de personas en todo el mundo. Una gran ayuda para apuntar teléfono, números, recordatorios y dejar mensajes.

Cuando se trata de conceptos básicos simples pero efectivos, los suministros tradicionales de papelería son más que suficientes para salir adelante.. Son, literalmente, los elementos básicos de la oficina moderna, ya sea en casa o en el trabajo.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.