Comunicación

Los usuarios no protegen sus cuentas aunque hayan sido hackeadas


El ser humano es aquel que tropieza dos veces con la misma piedra. El problema viene cuando la piedra puede poner en riesgo la privacidad y seguridad de los usuarios.

Más de 316.000 usuarios siguen utilizando la misma contraseña que tenían vinculada a una cuenta, pese a que esta haya sido hackeada. Son datos de un estudio llevado a cabo por Google que señala que el 1,5% de los inicios de sesión en su sitio web son de cuentas que ya han sufrido pirateo.

Aún no se conoce en profundidad todos los datos concluyentes del estudio pero, al parecer, aquellos que visitan páginas de entretenimiento y pornografía son los grandes culpables de estas cifras. El informe resultante se dará a conocer esta misma semana en el Simposio de Seguridad USENIX en Santa Clara, California.

Hay que dejar claro que Google avisa a sus usuarios cuando una contraseña debe ser cambiada por este motivo. Sin embargo, el 26% de esas advertencias cayeron en saco roto. Otros, establecieron contraseñas muy parecidas a la original, es decir, con niveles bajos de seguridad.

El problema surge cuando, el acceso a una cuenta mediante un ataque en las credenciales, da paso a otros ataques de otras cuentas y datos, como los bancarios. «Los miles de millones de credenciales robadas están navegando libremente por la Dark Web y otros foros ocultos, lo que facilita malas acciones por parte de terceros», ha expresado la compañía.

Si bien es cierto que existen extensiones y servicios que facilitan que las contraseñas puedan ser restauradas en la mayor brevedad posible tras un ataque, Google confirma que estos no están exentos también de problemas privacidad.

Por ello, el gigante tecnológico ha lanzado su propia propuesta de preservación de seguridad para que los clientes conozcan de primera mano si su usuario y contraseña han sido violados y poder, con esto, cambiarla con la mayor rapidez.

Password Checkup funciona empleando un nuevo protocolo criptográfico que Google llama Private Set Intersection (PSI). Funciona de la siguiente manera: si Google descubre que su nombre de usuario y contraseña ya no están seguros. debido a la aparición de una violación de datos de terceros, recibirá una alerta  y se le pedirá que cambie su contraseña. Rápido, sencillo y para toda la familia.

Fuente: Marketingdirecto.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.