BREVES

La Universidad de Stanford desarrolla una batería que se autorepara


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

La duración o autonomía de las baterías es uno de los principales problemas en los aparatos electrónicos, sobre todo en dispositivos móviles, desde computadoras hasta teléfonos móviles. Sin embargo, en la búsqueda de nuevas opciones para que estas duren más, un grupo de de investigadores de la Universidad de Stanford que crearon una batería que tiene la capacidad de repararse sola y, por lo tanto, una mayor duración.

Teniendo en cuenta que la vida útil de una batería no es muy prolongada, científicos de la Universidad de Stanford y Tsinghua de Pekín desarrollaron una que se repara sola y dura más. Así, esta pila de ion de litio con electrodos de silicio, tiene la característica especial de que, luego de sufrir alguna rajadura, se autorrepara.

“La capacidad de auto-curarse es muy importante para la supervivencia y longevidad de las plantas y animales. Queremos incorporar ese aspecto a las baterías de ion de litio para que también duren más”, dijo Chao Wang, de la Universidad de Stanford que, en conjunto con la Universidad Tsinghua de Pekín, logró el avance.

De esta manera, para lograr este avance inspirado en la biología, el experto detalló que el polímero creado recubre una batería de silicio, con lo que se logra almacenar más energía y evitando daños en el equipo, según publicó la revista Nature.

En la actualidad, cuando las baterías de ion de litio se cargan, el silicio se hincha unas 300 veces en comparación con su tamaño normal para luego volver a su estado original. Sin embargo, este proceso hace que se vayan generando grietas que finalmente provocan el fin de la vida útil de la batería después de determinado periodo de tiempo, lo que finaliza con su reemplazo definitivo.

Es por esta razón que lo que los investigadores de investigadores de Stanford y Tsinghua hicieron fue crear un polímero de recubre este cátodo de silicio, el cual permite que cuando el silicio vuelve a su estado original, lo haga uniéndolo en forma compacta, recubriendo de esta manera las grietas que quedan, reparándolas a las pocas horas de haber aparecido.

El resultado fue que los electrodos (cátodos) de silicio recubiertos con este polímero aguantaron 10 veces más que los convencionales. Sin embargo, de momento sólo se trata de un avance de laboratorio, a pesar de que el hecho de que permitan almacenar energía durante más tiempo pone a pensar a muchos en las posibilidades que esto puede representar en la vida diaria.

A principios de este año, la compañía japonesa Shin-Etsu anunció el desarrollo de un material que podría incrementar hasta 10 veces la capacidad de las baterías de iones de litio que usan los teléfonos celulares, mediante unas láminas de silicón que conservan la carga eléctrica dentro de las baterías, lo que representa una alternativa a los materiales basados en carbono usados normalmente, publicó el diario Nikkei.

Sin embargo, después del anuncio la información al respecto se desvaneció y sólo quedaron las intenciones de la compañía nipona quien afirmó que podría empezar a producir de manera masiva este producto dentro de 3 ó 4 años.

Por su parte, los innovadores electrodos autorreparables desarrollados por los científicos de Stanford y Tsinghua sólo aguantan 100 ciclos de carga-descarga, lo cual se encuentra muy lejos aún de los 500 ciclos que esperan conseguir para baterías en smartphones, o los tres mil que se requieren para baterías de coches eléctricos. Sin embargo, se trata de un gran y esperanzador avance, sin duda.

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Agencias

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Readers Rating
0 votes
0

1 comentario on La Universidad de Stanford desarrolla una batería que se autorepara

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.