Internet

La industria del porno y su relación con la tecnología


Internet y las nuevas tecnologías han supuesto en los últimos años un gran impulso para la industria del porno. No en vano, este sector genera hasta un 30% del tráfico en la red y las búsquedas en Google relacionadas están siempre entre las más demandadas al cabo del año.

Este incremento no solo tiene que ver con el gusto por lo erótico, sino también con el hecho de que la industria del porno ha sido una de las primeras en adaptarse a las nuevas tecnologías. De esta forma, las páginas webs actuales ya son completamente accesibles desde cualquier dispositivo y han ganado en diseño y contenido.

El sector del porno como pionero tecnológico 

En la actualidad, una de cada siete búsquedas en la web está relacionada con pornografía. Y las búsquedas se centran en todo tipo de contenido, desde sexo amateur hasta relaciones heterosexuales, homosexuales, encuentros lésbicos, etc. La red cuenta con innumerables páginas webs que disponen de contenido gratuito y de pago para los usuarios. 

Los proveedores de pornografía en internet fueron pioneros en tecnologías web como la comprensión de archivos de vídeo y los sistemas de pago fáciles de usar. Además, incluso fueron los primeros que optaron por un modelo de negocio como los programas de marketing afiliados. 

También pudimos asistir a las experiencias en directo a través de cámaras web, las popularmente conocidas como vídeo-chats eróticos y webcams porno, servicios que permiten en cierta medida interactuar con los intérpretes para acercar un poco más el porno al mundo real. 

Internet y los dispositivos electrónicos han hecho que tengamos distintas formas de consumir porno. Hasta hace unos años solo podíamos hacerlo a través del ordenador o la televisión, sin embargo ahora con el teléfono móvil tenemos acceso a todo tipo de páginas ya que las webs han desarrollado como algo prioritario el diseño responsive

A todo esto se une el interés de estar siempre tratando de buscar la manera de optimizar los beneficios de esta industria. La tecnología ha permitido que tengamos mucho más acceso a nuevos productos y servicios que mejoren la experiencia de ocio adulto entre los usuarios. 

El porno y la realidad virtual

Precisamente, uno de estos productos y servicios tecnológicos que comienza a ser un hecho en la industria del porno es la realidad virtual. La posibilidad de crear unas gafas de realidad virtual con las que consumir porno está ahí. Sin embargo, aún hay que ver cómo canalizar el impacto que puede tener esta tecnología. 

Hace poco más de tres años se celebró en Tokio el Adult VR Festa, el primer festival porno de realidad virtual. La novedosa temática supuso todo un boom, hasta el punto de que el evento tuvo que ser cancelado por el exceso de visitantes. Unas 600 personas se quedaron sin entradas a las afueras del recinto. 

La fuerza de la realidad virtual en este sector es tal que el 60% de las páginas que ofrecen contenido de realidad virtual en la red son sitios de adultos. Cada vez hay más gente que lo consume y más páginas webs que lo distribuyen, sin embargo el porno en realidad virtual aún no llega a los números del porno tradicional. 

No obstante, las cifras son ya más que sorprendentes. Según los últimos datos, el porno y los videojuegos de realidad virtual mueven más dinero que toda la industria de realidad virtual en su conjunto. Números que demuestran que hay una creciente demanda en lo que se refiere al porno de realidad virtual. 

No en vano, en la red hay miles de vídeos que ya soportan todos los dispositivos del mercado. El contenido de porno en realidad virtual se puede visualizar con unas gafas de Microsoft, con unas Oculus Rift e incluso con un smartphone a través de las Cardboard de Google o las Samsung Gear VR. 

Los vídeos de porno en realidad virtual están filmados en su mayoría bajo el género POV (point of view). En este tipo de vídeos todo ocurre en primera persona, por lo que tanto el actor o la actriz que los interpretan disfrutan en la medida que nosotros. Un método de grabación de vídeo ideal para que al ser visualizado en realidad virtual parezca que el usuario es el protagonista. 

Eso sí, los especialistas recomiendan que para que el efecto y la sensación de inmersión sea real por completo, las lentes del dispositivo de realidad virtual deben coincidir exactamente con los ojos de la persona que lo lleva puesto. 

En definitiva, se puede decir que la tecnología ha cambiado por completo la forma de consumir porno. Una industria de contenidos para adultos que viene liderando desde hace unos años la adopción de nuevos formatos, como el que acabamos de ver de la realidad virtual. 

Las nuevas tecnologías y el entretenimiento para adultos han ido siempre de la mano. El porno lleva las riendas de la innovación en todo lo referente a la fusión entre el mundo real y el online. 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.