Software

La importancia del backup


[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Las empresas del siglo XXI se sustentan en la información que tienen almacenada en los ordenadores con los que trabajan. Pasaron de libros contables a hojas de cálculo en programas especializados, de libretas telefónicas a servidores de contactos, por ejemplo. Por lo que se puede decir que todo está mucho más organizado y el acceso es más fácil. Pero, ¿Qué pasaría si toda esa información desapareciera de un segundo a otro? ¿Cuánto dinero se perdería, o cuánto habría que invertir para recuperar estos datos?
La respuesta es simple: mucho. Por esta razón, el CEO de IguanaHosting.com, Gerardo Sandoval, recomienda como acción primordial, realizar un respaldo de toda la información que se posee.

“Cuando la vida útil de un disco duro caduca, probablemente no lo sabremos hasta que ya sea demasiado tarde, sin embargo, teniendo una copia de seguridad podría tomar solo segundos”, aseguró el experto.

Muchas empresas pequeñas no han podido reabrir sus puertas al público después de haber sufrido desastres naturales en las zonas en las que están ubicadas. La razón, no habían realizado un respaldo de su información, por lo que les resultó imposible volver al trote después de la tragedia. Cuando el huracán Irene en los Estados Unidos (EEUU), cuatro de cada cinco empresas aseguro que su información era el más valuado bien de su organización, y 59 por ciento de los dueños de negocios afectados aseguraron que no tenían copias de seguridad porque “no habían pensado en eso”.

Sandoval explicó que este procedimiento hay que hacerlo constantemente y a través de diversos medios. Hay empresas que ofrecen un espacio en la nube por costos que vale la pena considerar, reconociendo las consecuencias de perder la información, además de dispositivos de almacenamiento masivo, memorias externas, entre otros.
Hay demasiadas historias de personas que señalan como su peor pesadilla la pérdida de datos de su empresa, pequeña o grande.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment