Internet

La importancia de tener el vehículo a punto para el verano


¿Pensando en ir de vacaciones en tu vehículo? Pues no solo tendrás que preparar maletas, mochilas, equipo de campamento o de playa y tu mejor sonrisa y energía. También, para preparar las vacaciones de verano, tu coche debe estar en condiciones para no tener ninguna sorpresa cuando en lo único que tienes que pensar es en disfrutar y pasarlo bien con los tuyos.

Hay pocas cosas tan frustrantes (y que arruinan las vacaciones) como una avería a un lado de la carretera, a cientos de kilómetros de casa. De hecho, el viaje también puede volverse peligroso rápidamente si esto te pasa en una zona sin nadie que lo ayude en muchos kilómetros. Hoy te presentamos algunos consejos para asegurarte de que tu coche esté tan bien preparado como tu para las vacaciones. Es importantísimo que tu vehículo haya pasado un buen mantenimiento y que si necesitas cualquier tipo de recambio de coche hagas bastante caso de lo que nos cuentan webs como DAPARTO que, en este caso, es un comparador de recambios de coche excelente. ¿Y que necesitamos?

Mantener el vehículo limpio

Parece una obviedad, pero antes de llenarlo de equipaje, equipo y pasajeros, deberías limpiarlo a fondo. Un vehículo limpio y organizado podría hacer que el tiempo en la carretera sea más agradable. Limpia los cristales por dentro y por fuera, aspireay desempolva el interior y elimina cualquier «objeto» innecesario que pueda interferir en el viaje. Mientras lo lavas con los productos adecuados, busca signos de fugas de líquido. Mira los neumáticos. Aplica una capa de cera a la pintura para evitar que el alquitrán, el barro y los insectos se adhieran a la superficie de la pintura.

Comprueba el sistema de aire acondicionado

El calor puede provocar que el viaje sea una pesadilla así que es importante hacer revisar el sistema de aire acondicionado. No es raro que se escape algo de freón durante el invierno, lo que hará que el compresor trabaje demasiado.

Revisar los neumáticos

Después del invierno, hay que asegurarse de que la presión de los neumáticos sea la correcta porque el frío altera el equilibrio de las mismas, como sabrás. Las llantas infladas correctamente nos ayudan a ahorrar dinero porque la presión adecuada mejora la economía de combustible. Al tener la cantidad correcta de aire en las llantas, el coche se manejará de manera óptima en maniobras de emergencia. Verifica, por tanto, la presión de las llantas cuando estén frías y asegúrate de que la llanta de refacción esté inflada correctamente. Cuida de tener siempre un gato en el vehículo en caso de que se pinche una rueda en el camino.

Cuida los líquidos

Si el coche no tiene un monitor de aceite electrónico, usa una varilla medidora para asegurarte de que el nivel de aceite esté cerca del máximo y que el material no tenga arena ni un color demasiado oscuro. (Deberías revisar el nivel de aceite una vez al mes). El refrigerante y otros fluidos importantes, incluidos los de frenos, transmisión, dirección asistida y lavado de parabrisas, también requieren controles periódicos según el kilometraje del vehículo. Consulta el manual para los intervalos apropiados.

¿Hora de cambiar la batería?

Ya sea que te quedes atrapado en un estacionamiento con un calor abrasador o al costado de una carretera cubierta de nieve, una batería descargada es una pesadilla para todos sin importar en qué estación se encuentre si en verano o en invierno. Los meses de verano pueden ser difíciles para un sistema de carga: toda la tensión del aire acondicionado y la refrigeración ventiladores al sistema de sonido compiten contra el ruido exterior. Recuerda inspeccionar la batería buscando signos de desgaste. Verifica la fecha y contempla la posibilidad de cambiar la batería si esta es vieja.

Si sigues estos pasos, los meses de verano serán como una brisa agradable y podrás aprovechar al máximo tu viaje por carretera en tu querido coche.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.