Mundo Android

GrapheneOS, otra alternativa a Android compatible con sus apps y enfocada en la seguridad


El veto impuesto por el gobierno de Estados Unidos a Huawei, y todas las consecuencias que esta decisión trae consigo, nos ha llevado a pensar en las alternativas a Android que los fabricantes podrían utilizaren caso de que se vieran forzadas a abandonar la plataforma móvil de Google.

Un sistema operativo famoso enfocado principalmente a la privacidad y la seguridad, y basado en la propia plataforma de Google, es CopperheadOS, respaldado por iniciativas como The Tor Project. Ahora, uno de los creadores de este sistema, ha decidido embarcarse en un nuevo proyecto consistente en el desarrollo de otra nueva alternativa a Android que sumar a nuestra lista: GrapheneOS.

¿Qué es GrapheneOS?

Si hay un motivo por el que GrapheneOS ha llamado nuestra atención, es por su supuesta compatibilidad con apps de Android. A través de la página oficial del proyecto, el propio Daniel Micay –creador de GrapheneOS– apunta que esta nueva plataforma de código abierto estará enfocada a la privacidad y la seguridad, y será posible instalar aplicaciones de Android, pese a que una de las ideas del desarrollador es hacer de este sistema algo más que un simple fork de AOSP.

Que GrapheneOS llegue a ser compatible con apps de Android tiene mérito debido a la intención del desarrollador de alejarse de la necesidad de recurrir al kernel de Linux como núcleo del sistema operativo. Para ello, se trabaja en el desarrollo de un microkernel con una capa de compatibilidad de Linux, que permita la instalación y ejecución de apps Android a través de virtualización.

Dado que la iniciativa GrapheneOS se financia a través de donaciones de la comunidad y de lo aportado por desarrolladores y miembros de otras organizaciones que han demostrado su interés en los objetivos de esta iniciativa, el desarrollo del sistema está siendo lento, pero constante –tanto, que hay quien ya lo utiliza como sistema operativo principal en su dispositivo–. A día de hoy, y pese a sus carencias –no hay tienda de apps, y algunas aplicaciones no funcionan correctamente– GrapheneOS ya cuenta con algunas funciones que hacen que merezca la pena permanecer atentos al futuro de la plataforma:

  • Actualizaciones OTA automáticas con soporte para actualizaciones incrementales
  • Aplicación Auditor preinstalada
  • Protección ante downgrade

Dispositivos compatibles

Tal es la preocupación del encargado del desarrollo de GrapheneOS por la privacidad y la seguridad en la plataforma, que los dispositivos deben cumplir una serie de requisitos para contar con soporte con este sistema. El propio desarrollador se asegura de que los terminales compatibles cumplan los estándares de seguridad, como la inclusión de hardware específico —como el chip Titan M de los Pixel 3— o el hecho de recibir actualizaciones de software por parte de sus fabricantes.

Es por ello que, a día de hoy, GrapheneOS solo es compatible con los Google Pixel, Pixel 2 y Pixel 3, incluyendo sus correspondientes variantes XL. En el futuro, se planea ampliar el abanico de dispositivos con soporte para la plataforma.

En cuanto a la instalación, el proceso es sencillo dado que no difiere demasiado de los pasos a seguir para instalar actualizaciones manualmente en dispositivos Android como los Pixel: solo hay que tener desbloqueado el bootloader del teléfono, descargar la imagen de fábrica correspondiente a nuestro dispositivo desde la página oficial, y proceder al flasheo a través de un ordenador con los drivers ADB instalados. Estos son los comandos necesarios para realizar la instalación una vez descargado el paquete:

Finalmente, el creador recomienda volver a bloquear el bootloader para así disfrutar de todas las funciones de seguridad como Verified Boot. A partir de ese momento, las actualizaciones llegarán a través de OTA y no será necesario volver a desbloquear el gestor de arranque, salvo que se cambie de idea y se desee regresar a la versión de Android de origen.

Fuente: Andro4all.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.