TIC

El talento en la empresa: cómo fomentarlo y mantenerlo


En el ámbito empresarial se sabe que el talento es imprescindible. Sin importar en qué sector se inscriba la actividad, la competencia es feroz y, por más recursos y experiencia que se tenga, el talento es lo que marca la diferencia. ¿Qué es el talento? ¿se puede fomentar y mantener? La respuesta no sorprenderá.

El talento dentro de las empresas

Existen muchas maneras de definir el talento, aunque es difícil establecer lo que el talento implica para una empresa. Siempre se refiere a la capacidad de los recursos humanos de poder desempeñar su labor de la manera más eficiente posible. Es aquel conjunto de conocimientos y habilidades prácticas que le permite a una persona desenvolverse en una determinada actividad, frente a cualquier escenario, y destacarse. El talento, además, tiene un componente de creatividad muy importante, puesto que permite imaginar mejores maneras de hacer las cosas y está en constante actualización.

Muchas empresas son especialistas en la captación y fomento del talento. Se trata de un modelo de negocio que agrega valor a lo que hace mediante la contratación de personal que excede en su rendimiento. Kaiku Caffè Latte es uno de los ejemplos que más apuesta por este tipo negocios que piensan al talento como una materia prima fundamental. La marca combina el diseño y la comunicación como una manera de diferenciarse de su entorno. Para hacerlo, incorpora a diseñadores y artistas que trabajan en conjunto con el objetivo de mejorar la experiencia y el disfrute.

Fomentar el talento en la empresa y mantenerlo

El talento es un activo, sin duda. Justamente por ello es importante reconocerlo y fomentarlo. Debe establecerse un ámbito para que se desarrolle naturalmente y, al mismo tiempo, que sea reconocido y celebrado. El talento puede ser muy personal, ya que implica una aptitud que viene de la experiencia y de la personalidad del individuo.

Lo primero y más importante que puede hacer una empresa para fomentar el talento es establecer un contexto favorable para su desarrollo: el temor al error, las reglas inflexibles y las estructuras demasiado estrictas pueden acabar con la motivación y sofocar el desempeño. Lo más recomendable para fomentar el talento es animar al personal a tomar riesgos.

Otro de los factores que puede ayudar a fomentar el talento y mantenerlo es la competencia. Esta es una de las maneras más efectivas, puesto que supone una motivación conjunta. Esto se puede hacer mediante la implementación de incentivos como premios, concursos, comisiones y bonos, entre otros.

Ambas estrategias sirven para fomentar el talento, y esto quiere decir también mantenerlo; la persona busca un ambiente en el que poder desempeñarse hábilmente y poder crecer, especialmente si los resultados de su empeño reciben los incentivos económicos correspondientes.

 

Cuando nos preguntamos qué es el talento, en realidad lo que nos estamos preguntando es cómo podemos reconocerlo y qué implica ser talentoso en el contexto de una empresa. El talento puede adoptar muchas formas, tantas como actividades existen. Dependiendo de la empresa, la flexibilidad y los incentivos son la mejor manera de mantenerlo y fomentarlo.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.