Internet

El internet de las cosas en la decoración del hogar


La llegada del internet de las cosas (IoT) ha supuesto que la decoración del hogar pueda ir un paso más allá. Según un estudio de la consultora de investigación tecnológica Gartner, se estima que a finales de este año más de 24.000 millones de dispositivos digitales estarán conectados en los hogares a través del internet de las cosas. 

Hasta hace unos años, los conceptos de tecnología y diseño de interiores estaban muy alejados uno del otro. Sin embargo, la creciente demanda de hogares inteligentes y las innovaciones en materia de dispositivos inteligentes relacionados con la decoración ha llevado a que una gran cantidad de empresas para el hogar ofrezcan múltiples soluciones al respecto. 

Tendencias del internet de las cosas en el hogar

El internet de las cosas es un sistema por el cual los aparatos y elementos de uso cotidiano de casa pueden comunicarse entre sí a través de internet y sin necesidad de cableado. La intervención humana es mínima y se limita a operar un hub que conecta todos los dispositivos. 

Dentro del internet de las cosas, hay diversas tendencias que sirven de ejemplo claro para este concepto. 

La iluminación inteligente

La iluminación inteligente es un concepto imprescindible para los hogares grandes, ya que en ellos controlar la iluminación de forma manual requiere de mucho más tiempo y esfuerzo. Disponer de sensores controlados a través de Alexa o Google que te permitan atenuar, apagar o encender las luces de casa es todo un lujo y una gran comodidad. 

En la actualidad, hay ya muchas bombillas inteligentes, accesorios de iluminación y otros elementos que se pueden conectar a un software de reconocimiento de voz habilitado para el internet de las cosas. Si tienes niños en casa, este sistema supone una gran ventaja. Los más pequeños pueden dormir en sus cunas convertibles y en una habitación donde puedas controlar de forma remota su iluminación. 

Vigilancia y seguridad

Una de las mayores preocupaciones de muchas personas en la actualidad es la seguridad de sus hogares. En este sentido, entran en juego dos conceptos muy importantes: 

  • Un sistema de vigilancia  que incluya cámaras de seguridad colocadas de forma estratégica para controlar todos los puntos y de entrada y salida de la casa
  • Un sistema de sensores inteligentes que notifican la presencia de algo sospechoso en la vivienda o su entorno

El internet de las cosas supone un paso más allá en lo que respecta en la seguridad del hogar. Ahora podemos salir de casa y saber en todo momento qué es lo que ocurre en el hogar por muy lejos que nos encontremos. 

Los sensores de temperatura

Hay hogares que dependen mucho de la temperatura exterior. En función de si hace calor o hace frío, así estaremos en casa. Otros, en cambio, utilizan sistemas de calefacción y refrigeración para disfrutar de una temperatura agradable en casa. Sin embargo, esto supone un gasto económico y energético que, en ocasiones, es muy alto. 

Si disponemos de sensores inteligentes para medir y controlar la temperatura del interior de la casa será todo un avance. Estos sensores apagarán los dispositivos de calefacción y refrigeración cuando ya no sean necesarios. Algo que nos va a suponer un importante ahorro económico y energético a final de cada mes. 

Cortinas, persianas y ventanas

Subir y bajar las persianas o abrir y cerrar las cortinas de forma remota ya es posible gracias al internet de las cosas. Cada vez son más los dispositivos que, a través del teléfono móvil, nos permiten manejar estos elementos del hogar desde cualquier punto. Incluso si estamos de vacaciones y lejos de casa, lo que también supone un plus de seguridad para la vivienda. 

El resultado es un sistema elegante, moderno y eficiente que es a la vez cómodo y seguro para los habitantes de la casa. Desde cualquiera de las camas, sofás o sillones de el rey de las camas podemos controlar a distancia cualquiera de estos elementos. Un sistema que resulta muy útil para las personas mayores o para quienes tengan problemas de movilidad. 

En definitiva, se puede decir que el concepto del internet de las cosas para el hogar ha llegado para quedarse. Todas estas tecnologías no solo van a mejorar la calidad de vida de las personas, sino también establecer rutinas más sostenibles y alcanzar importantes objetivos como pueden ser la eficiencia energética o los ecosistemas domésticos más confortables. 

Cada vez son más los usuarios que ya disponen en sus viviendas de enchufes, bombillas o aspiradores inteligentes que pueden controlar de forma remota con su teléfono móvil a través de una aplicación. Todo esto se hará mucho más extensible a partir de la implantación general y definitiva del 5G. Será a partir de ese momento cuando la proyección de los objetos conectados alcance desarrollos y usos que hasta hace unos años eran imposibles de imaginar. 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.