Comunicación

Efectos de la pandemia en el consumo: compramos más online, usamos más el móvil y tenemos previsto gastar menos este año


La COVID-19 está moviendo a los consumidores hacia un escenario caracterizado por la hegemonía del ecommerce y el control del gasto

Las consecuencias de la pandemia en el escenario económico son cada vez más notables. En especial, la mentalidad y el modus operandi de los consumidores ha cambiado drásticamente. Según el informe Global Consumer Insights Survey 2020 elaborado por PwC, la COVID-19 ha acelerado la popularidad del comercio online, el interés por los productos sostenibles, la preocupación por la salud y la planificación restrictiva de los gastos. Estas cambios, además, tienden a prolongarse en el tiempo incluso después de la crisis sanitaria.

El auge del comercio electrónico

El estudio, que incluye las respuestas de más de 23.000 individuos de 27 nacionalidades diferentes, determina que el 50% de los consumidores han reducido sus compras en tiendas físicas. Detrás de este dato se dibuja un importante auge del ecommerce; el uso del móvil, el ordenador y la tablet como canales de compra ha aumentado un 45%, 41% y 33% respectivamente. En el caso de los españoles, es el ordenador el instrumento preferido para el ecommerce; su uso ha aumentado un 50%.

La alimentación, otra historia

El sector de la alimentación sigue manteniendo el comercio físico como su principal canal de cara a los consumidores (el 60% afirma preferirlo). A pesar de ello, las compras online son cada vez más populares: el 35% en el caso del conjunto de los consumidores y el 31% en el de los españoles consumen de esta forma. Este grupo, además, afirma comprar una mayor cantidad de productos.

Tras la pandemia, la asistencia al súper se ha condensado: ahora vamos menos a la compra pero llenamos más el carrito. El 53% de los consumidores gastan más en productos alimenticios que antes de la pandemia.

Los productos más (y menos) populares

En cuanto a los productos en los que más están gastando los consumidores cabe destacar, aparte de los alimentos, aquellos relacionados con el entretenimiento y los medios, los aparatos electrónicos y los ordenadores. En el otro extremo, los sectores de la ropa y el calzado, el equipamiento deportivo y la restauración son los que más están sufriendo, con una disminución del gasto que oscila entre el 35 y el 50%.

Salud y sostenibilidad

Estos dos temas han llegado a la lista de preferencias de los consumidores con más fuerza que nunca. El 82% de los españoles asegura que ahora está más preocupado por su salud mental, el 72% por su estado físico, el 73% p por sus necesidades sanitarias y el 67% por su dieta.

Además, el compromiso con el medioambiente y las compras eco-friendly están a la orden del día. Según Pwc, “el 45% de los entrevistados en todo el mundo aseguran que tratan de evitar, en la medida de lo posible, el uso del plástico en los productos que adquieren y el 43% espera que las marcas sean responsables del impacto medioambiental de sus productos”.

Caen las expectativas de gasto

Cerca de la mitad de los encuestados ( en torno al 40%) ha visto sufrido pérdidas económicas en el hogar tras la COVID-19. Paralelamente, los españoles han experimentado un aumento de las facturas a pagar. Ante este contexto, las expectativas de gasto han disminuido considerablemente. En el caso de España, el 56% de los encuestados espera disminuir su consumo y sólo el 16% dice que lo aumentará.

Fuente: Marketingdirecto.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.