Curiosidades

¿Dudas con las persianas? Aquí las resolvemos todas


Una persiana es un elemento básico en cualquier domicilio de nuestro pais. La cantidad de horas de sol de las que disfrutamos es un auténtico lujo, pero no saber gestionar los rayos del sol es normalmente un engorro. La persianas no son un lujo, sino una necesidad, y por eso, vamos a conocer los principales tipos de persianas que nos ofertan en persianasenrollables.org

Básicamente, las persoianas se dividen en dos tipos, las de exterior y las de interior. Las primeras se subdividen además en las clásicas persoanas alicantinas, y en las persianas enrollables de exterior. Los materiales pueden ser variados, aunque normalmente las encontramos de madera y de PVC. Elegir uno u otro material es cuestión de gustos. Las de madera suelen aguantar bien el paso del tiempo si son sometidas a un mantenimiento correcto. Las de PVC también están pensadas para durar, pero son más ligeras y pueden estropearse con el paso del tiempo y el sol directo. Las de PVC son además más económicas, por lo que si buscas una opción duradera y que no se dispare de precio, estas son sin duda tus persianas.

Ambos tipos de persianas cuentan con una ventaja, son fácilmente desmontables para proceder a su limpieza. Una adecuado mantenimiento hará que nuestras persianas se mantengan en buenas condiciones por mucho más tiempo, dando muchos años de servicio. Evitar la acumulación de polvo, arena o polución permite no solo que las persianas enrollen más fácilmente, sino que luzcan resplandecientes.

Si por el contrario, lo que estamos buscando es una persiana para interiores, en persianasenrollables cuentan con las famosas persianas venecianas, una opción muy adecuada para tamizar la luz y dar un toque de distinción la estancia. Encontrar el grado adecuado de luminosidad es lo que se pretende con la instalación de las persianas venecianas, ya que gracias a su sistema de varilla podemos controlar el flujo de luz. Disponibles en múltiples colores, las persianas venecianas casan con cualquier ambiente, proporcionan un espacio más recogido y dan la posibilidad de dejar esa habitación totalmente a oscuras. Combinadas con cortinas o estores, son el complemento adecuado en cualquier domicilio u oficina.

¿Cómo se mide una persiana?

Puede parecer una pregunta obvia, pero tomar las medidas de una persiana requiere de unos pasos previos. En primer lugar, despejar la zona y tomar un flexómetro o cinta métrica. Contar previamente si hay elementos que pueden dificultar la medición, como un interruptor de la luz, una maceta o unas cortinas. Si los eliminamos, estaremos quitando dificultades y posibles errores en las mediciones.

Mediremos el ancho. Para ello, tomar la medida de luz del ancho entre las guías ya existentes. Tomar la medición en tres puntos diferentes, arriba, en el centro y abajo, y nos quedaremos siempre con la medida más pequeña de las tres. Esta será la medida que se puede ver sin tener en cuenta el trozo de persiana que entra en la guia y que sumaremos más adelante. Finalmente, sumaremos aproximadamente 2,5 centímetros más, que es una estimación del trozo de persiana que no se ve.

Para medir el alto, mediremos desde el suelo hasta dónde la persiana se oculta, haciendo la medicion igual que con el ancho, en tres puntos diferentes: arriba, en el centro y abajo. Igualmente, nos quedaremos siempre con la medida más pequeña. Finalmente añadiremos una estimación de 15 centímetros. Si lo hacemos de forma correcta, no es nada complicado, podremos encargar sin miedoa equivocarnos nuestras persianas, habremos acertado plenamente.

La instalación de una persiana

Si no somos muy diestros con las herramientas, lo mejor sera confiar en los profesionales, harán el trabajo rápidamente y sin complicaciones. Sin embargo, si nos decidimos nosotros mismos a hacerlo, hemos de tener presente varios asuntos. En primer lugar, las herramientas: lápiz, flexómetro, tacos, tornillos y taladro. Si la persiana que vamos a instalar sustituye a una, quizás podamos aprovechar los agujeros ya realizados. Si no, hemos de medir para que la persiana quede centrada, Instalaremos en primer lugar los soportes, podemos presentarlos y marcar con el lápiz los agujeros, taladrar es cuestion sencilla. Las persianas tienen 2 o 3 soportes, laterales y central.

Tras instalar los tacos y apretar los soportes con los tornillos, colgaremos la persiana para fijarla a los soportes. Será mucho más fácil si lo haces con la persiana enrollada, evitarás movimientos indeseados y complicaciones. Bastará luego con desplegarla y comprobar que queda a la altura correcta, que no interfiere con nada y que cumple con su función. Probaremos que puede desplegarse con facilidad y que las cuerdas no se enredan. ¡Misión cumplida!

Como puedes apreciar, las persianas son elementos cotidianos que nos hacen la vida más sencilla. Si las características de tus ventanas son especiales, en persianasenrollables.org se encargan de fabricarlas a tu medida. ¿Acaso no vas a contar con lo mejor?


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.