Internet

Datos biométricos: la mejor apuesta de seguridad


Los avances tecnológicos han evolucionado de tal forma que la información de todo el mundo está a la orden de un clic. Por eso, se ha creado un sistema donde la seguridad se resuelva a través de datos biométricos, usándolos como filtros que generen mayor confianza a los usuarios que se registran en plataformas, servidores y aplicaciones digitales.

 

Sin lugar a dudas, la forma más eficiente y segura de identificarse, realizar transacciones digitales, respaldar documentación o incluso navegar por la red,  son los datos biométricos. Estos recaudan información física personal que es improbable de duplicar. 

¿En qué se basan los datos biométricos?

En su definición, son información sensible y personal que se rescata de rasgos físicos, corporales o conductuales de las personas. Estos pueden ser el aspecto facial, la huella digital o parecidos. Todos se encuentran protegidos para no ser distribuidos a quienes tú no autorices.

 

Los mismos datos de identificación biométrica se caracterizan por tres aspectos, por lo que representan mayor nivel de seguridad y protección:

 

  1. Característica universal: son datos fisiológicos, corporales o conductuales que existen en todas las personas.

 

  1. Son un dato único: cada individuo tiene su propia huella, rostro o rasgo que lo distingue de todos.

 

  1. Característica invariable y permanente: no se puede modificar de forma natural y los rasgos se mantienen de manera continua. 

 

Estos son intransferibles a otra persona; por lo tanto, al llevar a cabo controles biométricos para la seguridad, las medidas son incorruptibles y de gran protección de la información personal. 

Seguridad biométrica: ejemplos

La identificación biométrica puede estar ligada a diferentes características y estas se basan en dos grandes grupos:

a) Características físicas y fisiológicas

  • Huellas dactilares: se refiere a los patrones de las huellas de los dedos; estas son únicas e irrepetibles. 
  • Patrones faciales: en el caso del rostro, existe una combinación de patrones también de carácter único. 
  • Reconocimiento de iris: al igual que la huella digital, el iris cuenta con rasgos únicos que pueden identificar a cada individuo.
  • Líneas de las manos: las líneas de las manos también son exclusivas de persona a persona.

b) Características conductuales:

  • Firma: este es el dato biométrico más utilizado para la autentificación. Se escribe de forma manuscrita y tiene carácteres propios de quien realiza los trazos. 
  • Reconocimiento de voz: la identificación se basa en la recolección del algoritmo de voz.
  • Reconocimiento de escritura de teclado: existen aplicaciones que por el tipo de energía, el tiempo de pulsación y el transcurso entre tecla y tecla, es capaz de identificar a la persona con su valor biométrico.

 

Ambos grupos pertenecen a los controles biométricos para seguridad de forma física y digital. Cabe destacar que son utilizados principalmente en teléfonos inteligentes, en plataformas de pago, aplicaciones de riesgo y bloqueo de información, todos con el objetivo de salvaguardar los datos personales.

¿Para qué utilizar los datos biométricos?

En esta era digital, lo más valioso es la información de cada individuo y la protección de la misma; sin duda, es lo mínimo indispensable para asegurar tranquilidad en la preservación de la privacidad.

 

La forma de autentificar la biometría de los usuarios se ha convertido en una tecnología confiable que mejora la seguridad de la información de las personas y las empresas; todo esto es para que puedan hacer uso de sus datos de forma más segura.

 

Los beneficios que se obtienen con los controles biométricos para seguridad son:

  • Autenticación biométrica: las personas pueden registrarse e identificarse en sus tabletas, teléfonos inteligentes o computadoras con sus rasgos físicos o conductuales únicos. Esto dará un acceso más instantáneo.
  • Pago biométrico: los individuos se identifican con sus huellas dactilares o reconocimiento facial en aplicaciones bancarias para realizar transacciones. Además de la gran seguridad que esto brinda, permite un ingreso a la cuenta sencillo.
  • Seguridad biométrica: las personas registradas con autenticación biométrica, pueden hacer uso de las aplicaciones donde fueron registrados sus rasgos únicos y acceder sin el uso de contraseñas complejas y que se pueden olvidar.

 

Sin lugar a duda, los datos biométricos son la mejor apuesta de seguridad porque no existen dos personas iguales en el mundo, lo que permite mayor tranquilidad al utilizar los teléfonos inteligentes con datos sensibles que exponen a cada individuo.

 

A su vez, el acceso instantáneo y sin el uso de contraseñas que pueden olvidarse garantiza una mejor experiencia.

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.