TIC

¿Cuándo es el mejor momento para crear una empresa?


El año pasado se crearon en España 101.134 sociedades mercantiles, casi un treinta por ciento más (27,7%) que en 2020. Este dato invita al optimismo, después del devastador efecto de la pandemia del coronavirus en la economía nacional. Hace dos años, cerraron definitivamente en nuestro país más de 207 mil empresas y casi 324 mil autónomos cesaron también su actividad. Pero este optimismo tendrá más probabilidades de convertirse en realidad si sabemos identificar el mejor momento para emprender.

¿Cuándo es el mejor momento para crear una empresa? Depende del tipo de negocio que se pretenda emprender. Según el Centro de Estudios Financieros (CEF), el mes de septiembre puede ser el mejor momento para iniciar un nuevo negocio, una vez que han pasado las vacaciones de verano, que es un periodo difícil por su baja actividad y se estima que puede ser el peor momento.

Pero esto no es válido para todos los sectores, pues la demanda de productos y servicios varía, en función de la época del año en la que nos encontremos.

Identificar el mejor momento para emprender

Es preciso conocer y valorar la estacionalidad del sector de actividad en el que vamos a desenvolvernos, para poder tomar decisiones.

Emprender con inteligencia y estrategia es clave, y para ello es esencial el análisis DAFO del negocio: un estudio acerca de sus Debilidades (dificultades para desarrollar el negocio), Amenazas (factores externos que pueden impedir la ejecución de la estrategia empresarial o poner en peligro la viabilidad del negocio), Fortalezas (recursos y ventajas competitivas del negocio) y Oportunidades (factores ajenos al negocio que favorecen su desarrollo o sus mejoras competitivas).

En cualquiera de estos cuatro parámetros (Debilidades y Amenazas; Fortalezas y Oportunidades) el factor tiempo es esencial.

Guía para emprender un negocio

Lo mejor, en todo caso, es tener a mano una buena guía para emprender un negocio, que te ayude a tomar decisiones.

Una guía en la que puedes aclarar dudas e ideas acerca de si tiene de verdad una actitud emprendedora; acerca de si tu idea es o no es innovadora; cómo estudiar y conoce el mercado en el que tienes previsto aparecer con tu nuevo negocio; qué “Plan de Negocio” debes hacer y con qué vías de financiación puedes contar.

Primavera y verano

La guía para emprender un negocio puede aportar información valiosa acerca de la estacionalidad de éste, en función de su sector de actividad.

Hostelería y Restauración. El verano es, precisamente, el mejor momento para abrir un nuevo negocio en hostelería y restauración, por el aumento del turismo y porque el calor, la mayor cantidad de horas de sol en el día, las vacaciones y la implantación de la jornada intensiva en la mayoría de las empresas favorecen que se haga más vida al aire libre, y que la gente busque terrazas en las que poder sentarse a tomar algo con los familiares y los amigos.

Por lo tanto, el mes de septiembre puede no ser el momento ideal para abrir un establecimiento hostelero, en este caso, sino junio. Pero también depende de dónde vayamos a abrir este nuevo negocio, pues no es lo mismo establecerse en el Norte que en Andalucía o en Canarias. La climatología del entorno es un factor fundamental.

Otoño e invierno

Comercio. Para el sector comercial, poder abrir antes de las fechas navideñas es vital, pues es la época del año con la mayor afluencia de consumidores a las tiendas para realizar sus compras, de cara a las fiestas de Navidad y al día de Reyes, además de las rebajas de enero.

De hecho, los meses de septiembre y octubre son los que tradicionalmente producen más contrataciones nuevas en el sector, para reforzar la plantilla de comerciantes que puedan atender a la más que previsible avalancha de consumidores.

Septiembre también es bueno para abrir nuevas papelerías y librerías, así como para el calzado y textil y los establecimientos deportivos, como consecuencia del inicio del curso escolar, con su calendario de septiembre a junio.

Calendario fiscal

Otro asunto a tener en cuenta, y que es común a todos los sectores, es el de la fiscalidad, con las declaraciones trimestrales de impuestos y la de fin de año. Las fechas del 1 al 30 de enero; del 31 de marzo al 20 de abril; del 30 de junio al 20 de julio y del 30 de septiembre al 20 de octubre son claves para las declaraciones trimestrales.

Por lo tanto, si estamos preparados para abrir un nuevo negocio desde los últimos días de un trimestre, lo mejor es esperar unos días, hasta el comienzo del trimestre siguiente, para ahorrarnos una declaración por un trimestre en el que apenas hubiéramos tenido actividad.

Esto es especialmente importante en el fin del año, porque es también el fin del ejercicio fiscal y podríamos ahorrarnos declarar todo un año sin casi actividad.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.