Hardware

Consejos para elegir una computadora de escritorio


Si bien las laptops suelen ser las más elegidas por ser prácticas y versátiles. Una buena computadora de escritorio, si se la elige correctamente, ofrece muchas más ventajas. 

 

Al momento de elegir una computadora de escritorio es importante tener bien en claro cuál va a ser el uso que se le va a dar. Teniendo esto en cuenta se podrá elegir el procesador, el disco duro y la tarjeta de video adecuadas. 

 

Ventajas de una computadora de escritorio

 

La realidad es que las ventajas de una computadora de escritorio son inigualables. Sin dudas se trata de una mejor opción sobre las computadoras portátiles. Las razones son varias:

 

Más fáciles de mantener y arreglar

 

Este tipo de computadoras son más fáciles de reparar en el caso de que sea necesario. Además, localizar e identificar qué es lo que está funcionando mal es mucho más sencillo. Todo esto hace que sea más económico que reparar una computadora portátil. 

 

Posibilidad de aumentar la capacidad de almacenamiento

 

Con el tiempo y el uso muchas veces surge la necesidad de tener más capacidad de almacenamiento. En este sentido, una computadora de escritorio permite instalar más de una unidad de almacenamiento, ya sea en disco sólido (SSD) o disco, duro a fin de actualizar la capacidad. 

 

Más de una pantalla

 

Dependiendo del trabajo que se realice, muchas veces resulta más cómodo usar más de una pantalla para trabajar. Este tipo de computadoras permite utilizar más de una pantalla en simultáneo, solamente conectando un cable. 

 

Se puede armar a gusto

 

Una de las mayores ventajas de las computadoras de escritorio es que se pueden armar totalmente personalizadas. Esto quiere decir que cada persona puede elegir las piezas que le vayan a resultar más útiles, dependiendo del uso que le vaya a dar.

 

Además, ofrece la posibilidad de reemplazar las piezas en el momento en el que se desee. Esto es ideal, ya que se puede ir mejorando el rendimiento según vayan surgiendo las diferentes necesidades. 

 

Cuatro puntos claves que se deben de tener en cuenta

 

La selección de una computadora no es tarea fácil. Muchas veces las personas se dejan llevar por el precio o por el diseño, pero la realidad es que en lo que hay que prestar atención es en las siguientes piezas:

 

  • Procesador: se debe de elegir teniendo en cuenta el tipo de tareas que se van a realizar. Las marcas más conocidas en el mercado son Intel y AMD, dentro de estos se pueden encontrar procesadores de gama baja, media y alta. 

 

  • Memoria RAM: a mayor memoria, mejor va a ser el rendimiento del equipo. Si se trata de una computadora moderna se recomienda que al menos tenga entre 6 a 8 GB de RAM.

 

  • Disco Duro: el tamaño va a depender del uso que se le de. Por lo general un disco duro de 500GB es suficiente para tareas de oficina, mientras que si se usa para editar videos lo ideal es que sea mayor a 1 TB.

 

  • Accesorios: hoy en día casi todas las personas necesitan que la máquina cuente con cámara web y micrófono para poder realizar videollamadas. Es un punto menor, pero no por eso hay que dejarlo pasar. 

 

Los cuatro ítems mencionados anteriormente son la base para todas las computadoras. Partiendo de ahí habrá muchas otras características que analizar, como: el tamaño de la pantalla y la cantidad de puertos para conectar accesorios externos, entre otros.

 

Es importante siempre tener en cuenta que no es necesario realizar una inversión altísima si no se va a aprovechar el equipo al máximo. Se puede conseguir un equipo bueno, que se amolde a las necesidades que se tengan y que no sea súper caro.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.