Hardware

Cómo mejorar la conexión WiFi en casa


Son muchos los aparatos que actualmente utilizan WiFi en casa. Pensemos en los móviles, pero no solo en los nuestros, los de toda la familia. También las televisiones, con modelos que incorporan internet para poder acceder a plataformas como Netflix o HBO. Un robot aspirador o incluso una nevera pueden estar ya conectados a nuestro WiFi y es evidente que tanto aparato requiere una conexión rápida y estable. Hay veces que un fallo en nuestro WiFi o una mala señal puede hacer que todos estos aparatos funcionen más lento o directamente no lo hagan, ¿cómo podemos mejorar la conexión en casa?

Revisa la velocidad que tienes contratada

Antes de pasar a determinados trucos que podemos poner en práctica, convendría saber qué velocidad tenemos contratada y si realmente nos está llegando esa velocidad. Para ello, una prueba de velocidad a través de los conocidos test de velocidad es esencial.

Estas pruebas se encargan de medir determinados factores que nos aseguran de que la velocidad de conexión que hemos contratado es, efectivamente, la que nos llega. Es importante no limitarse a una única medición. Si tienes dudas, intenta hacer estas mediciones durante varios días. Con el resultado podrás o hablar con tu compañía o directamente dirigirte a otra.

Solución sencilla: reiniciar el router

Puede parecer una obviedad, pero lo cierto es que hay un sinfín de problemas de conectividad que se pueden solucionar únicamente reiniciando nuestro router. Si la conexión va lenta por un fallo en el sistema operativo, porque dos dispositivos tienen la misma IP o incluso por exceso de calor, reiniciar el router puede arreglar las cosas.

Revisa el canal de WiFi

¿Sabías que los routers de tus vecinos podrían interferir en tu señal? El motivo es que los routers inalámbricos, para funcionar mejor, tienen que usar canales diferentes. Hay herramientas que pueden decirte cuál es el mejor canal.

Protege tu WiFi

Si además de todos los aparatos que tenemos que conectar en casa se suman los de gente que nos roba señal, nuestra conexión irá muchísimo más lenta. Está claro que para hackear una señal WiFi hay que tener un mínimo de conocimientos, pero esto no significa que no se puedan obtener fácilmente. La mejor solución es “blindar” un poco más nuestra contraseña. Usa una clave WPA, personaliza la clave y utiliza una extremadamente larga para que sea un poco más complicado.

El problema de las interferencias

Hay dispositivos que aunque no se conecten a nuestro WiFi pueden crear interferencias que lo ralenticen. Por ejemplo, los aparatos que tienen bluetooth o incluso el microondas. Para intentar solucionar este problema, lo mejor es que coloquemos el router en una ubicación alejada de todos estos aparatos.

Revisa tus aplicaciones

¿Tu smartphone sigue teniendo una conexión lenta? Hay determinadas aplicaciones que consumen muchísimo ancho de banda. Juegos, descarga de torrents, un uso excesivo de Netflix o de otras plataformas similares. Es importante dar prioridad a unas aplicaciones frente a otras para que el ancho de banda sea el óptimo.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.