Internet

Cómo inculcar el ahorro en la familia


Ahorrar dinero puede plantearse como un desafío enorme cuando formas parte de una familia, tienes hijos a tu cargo o incluso cuentas con un solo ingreso, pero aún es posible encontrar formas de ajustarte a tu presupuesto como plantearte el inicio de un seguro de vida con ahorro. E involucrar a toda la familia en el paso.

La tarea de educar a los niños sobre el dinero se está convirtiendo lentamente en una prioridad muchos países del mundo. Incluso hay lugares, como en Estados Unidos, donde los estudiantes de secundaria son invitados a realizar un curso de finanzas personales, para sobrellevar mejor su paso a la edad adulta.

Pero los padres pueden ofrecer también momentos de enseñanza financiera en casa mucho antes de que los niños tengan que acudir a una clase de finanzas personales o de economía personal en la escuela secundaria o instituto. Puede que no hayamos crecido en un hogar en el que se suela hablar de dinero, pero ese legado no tiene por qué continuar con los niños de hoy. Es importante hablar de economía con la familia, porque todos ellos se van a tener que topar con los mismos problemas una vez salgan de la burbuja familiar y se enfrenten al mundo real. Aquí, los padres pueden usar las experiencias y discusiones cotidianas para preparar a sus hijos para las difíciles decisiones financieras que tomarán en la adolescencia y mucho más adelante.

 

¿Por dónde se empieza?

Es importante plantear, ante toda la familia, de la necesidad de un presupuesto familiar. Sin duda, se trata de una buena idea, pues es esencial para administrar todo el dinero que entra en casa. Tener un presupuesto familiar, ya sea semanal o mensual, ayuda a que gastemos el dinero sabiamente en aquello que necesitamos tener a diario, nuestras necesidades y también ahorrar para aquellas cosas que nos gustan pero sin las que podemos vivir perfectamente; es decir, nuestros deseos. Si le sumamos a los gastos cotidianos como alimentos, vivienda, servicios públicos, electricidad, internet y teléfono, agua o transportes a los gastos imprevistos, por ejemplo, si el coche tiene una avería y necesita reparaciones o emergencias como pueda ser un gasto médico o similar, tendremos una planificación de dinero que se ajusta a nuestra vida familiar.

Es importante eliminar las compras que no necesitamos hacer y ahorrar dinero que no se ha llegado a gastar una vez cumplido el presupuesto familiar por el periodo estructurado. Luego, tendremos que comparar nuestros ingresos con lo que gastamos cada mes para poder planificar un presupuesto adecuado. Con un poco de planificación y cambios en el estilo de vida, es posible ahorrar dinero y hacerlo en familia.

Para que el presupuesto familiar funcione sin problemas, es vital que todos los miembros de su familia participen en el proceso. Primero, sería recomendable establecer con la pareja los conceptos básicos del presupuesto familiar, y luego hacer que los hijos se unan mostrándoles la importancia de elaborar un presupuesto.

Por ejemplo, los expertos recomiendan darles a los niños una pequeña asignación como forma de aprender a leer y escribir económicamente hablando. Pero no deberías asignar esta recompensa con la realización de las tareas del hogar. Esto puede resultar contraproducente cuando los niños esperan que se les pague por todo lo que hacen para contribuir a la familia. Es mejor ayudar a los miembros más pequeños de la casa a aprender a ahorrar para el futuro, a aprender a valorar el dinero como tal y comprobar, conforme pase el tiempo, que tener suficiente dinero ahorrado es importante para administrarse adecuadamente de mayor.

 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.