Internet

Colombia dio inicio a la industria de las apuestas en Latino América al regular los casinos en línea games


Colombia es el primer país en América del Sur en desarrollar un entorno regulado para la industria de las apuestas en línea. A través de la aprobación de la Ley eGaming en el 2016, Colombia abrió las puertas a las operaciones de apuestas con licencia. América Latina, y especialmente Colombia, han sido objetivo de empresas conocidas en el mercado desde hace un tiempo por el gran potencial de la región. Después de aprobar la Ley eGaming, el número de operadores que aplicaron por la licencia aumentaron por la demanda de casinos en línea que ofrecen máquinas tragamonedas que ha surgido en los últimos años. Incluso si el mercado de las apuestas en Colombia no es tan grande que en otras partes del mundo, está expandiéndose porque el gobierno tomo un enfoque distinto que el de sus vecinos. Su actitud causó un surgimiento en el número de proveedores de juegos de apuestos que han tomado interés en el mercado Colombiano. La reacción positiva ha llevado a otros países Latino Americanos a considerar la posibilidad de regular los juegos de apuestas en línea y abrir sus mercados para los casinos con compañías con licencia. 

Colombia abre el camino para regular los juegos de casinos en la región, gracias a Coljuegos, la autoridad de juegos en el país que ha facilitado el proceso regulatorio e implementó el Acuerdo 4 que regulaba los juegos de apuestas en línea. Este Argumento pone a la luz los requerimientos que los casinos en línea que ofrecen máquinas tragamonedas tienen que cumplir al momento de aplicar para una licencia, lo cual incluye una lista de condiciones financieras, legales y técnicas. Desde la adopción de la Ley eGaming, el mercado local de apuestas se ha ido adaptando a las nuevas circunstancias, y la lista de oferta de casinos en línea colombianos se ha expandido. Coljuegos quiere asegurarse de que los jugadores Colombianos tengan la mejor experiencia cuando apuestas en línea y siempre están buscan formas para mantenerse al frente en el mercado. La última adición de la industria son los casinos en vivo que brindan una nueva experiencia a los jugadores.

 

Colombia fue pionero en Latino América al proveer una legislación para las apuestas en 

Colombia dio comienza a la expansión del mercado de apuestas en Latino América y esto fomenta a otros países como Brasil y México a seguir el ejemplo y actualizar sus leyes y regularizaciones de los juegos de apuestas para cumplir con la actual demanda. Colombia ya no es la capital de las drogas debido a los enormes esfuerzos que han hecho para para décadas de conflictos entre los grupos militares y la persecución de criminales fabricando y vendiendo drogas. A través de las medidas que toman para apoyar a la economía nacional, Colombia lentamente, pero de forma segura, emerge de las sombras del pasado. Su surgimiento como un país con un entorno amistoso para los proveedores de juegos, gracias a la Ley 643, adoptada en el 2001 que tuvo el propósito de incrementar regulaciones en el sector de las apuestas. Las autoridades estaban al tanto de que más del 60% de los adultos regularmente apostaban y estaban entusiasmados sobre tener acceso a la oferta de casinos en línea colombianos, así que tuvieron que desarrollar una legislación que les permitiría jugar sus juegos favoritos en condiciones seguras. Ahorra, los casinos físicos, loterías, bingo, y las máquinas tragamonedas son legales en el país porque el estado aprobó leyes en el 2008 para establecer las reglas para las operaciones de los casinos y otros locales de apuestas. Todos los proveedores que juegos de apuestas que quieran adherirse al público Colombiano tendrán que cumplir con las regulaciones si es que desean obtener una licencia para operar en el país. Las actuales regulaciones declaran que los casinos sólo pueden operar en locales comerciales y los juegos de apuestas electrónicos tienen que estar conectados a la red base de datos de información nacional y seguir con los protocolos establecidos.

Las Apuestas en Línea en Colombia

El gobierno Colombiano ha adoptado una serie de leyes para bloquear los sitios web de apuestas que no sigan con los procedimientos de la Ley eGaming. La Ley incluye un conjunto de reglas que gobiernan las actividades de los juegos en línea como los casinos en línea que ofrecen máquinas tragamonedas, póker, deportes, apuestas, u otras actividades que involucren dinero. La Ley eGaming permite a los operadores aplicar una vez por la licencia para todas las actividades que proveen, para que no tengan que aplicar por cada juego al mismo tiempo. La ley requiere que los proveedores de casinos paguen una cuota de licencia de $200,000 anuales y un 15% de impuestos en las ganancias netas de los juegos si quieren seguir operando legalmente.

Los colombianos pueden jugar juegos de casinos en sitios extranjeros o nacionales, ya es su decisión que tipo prefieren. 

¿Acaso la industria de las apuestas mete influencia a otros sectores?

Viajes y Turismo

Las autoridades Colombianas están al tanto de lo atractivo que puede ser el apostar para mucha gente en el mundo. Se espera que el mercado de las apuestas llegue a los $127.3 mil millones para el 2027, y Colombia quiere un pedazo de este porque le permitiría dar algo de vuelta a la comunidad (regresaremos a esto en un momento). Los expertos piensan que América Latina puede generar $150 mil millones anuales si brinda al público las plataformas disponibles en Europa y Norte América. La oferta de casinos en línea colombianos es una gran forma de traer más dinero a la economía y transformar Colombia en un destino importante para la gente que esté buscando lugares que le pueda ofrecer todo tipo de entretenimiento. Colombia registró un número récord de viajeros en el 2019, después de que se brindaran licencias a un gran número de casinos.

Dando de vuelta a la comunidad

Las autoridades construyeron el sistema de juegos para beneficiar a las comunidades. Todo tipo de casino, desde el físico hasta el electrónico tiene que pagar impuestos al gobierno, que son usados para invertir en otros sectores como en el de la salud o finanzas públicas. Estos sectores son cruciales para los Colombianos porque mejoran su calidad de vida y les sirve de apoyo durante tiempos difíciles. La estrategia beneficia a los Colombianos porque ellos saben que el dinero que invierten en el casino regresa a la comunidad.

Conclusión

Colombia es un país en crecimiento y puede convertirse en el lugar de lanzamiento de los juegos de casinos. Sin embargo, Coljuegos necesita encontrar una forma de modernizar el presente sistema de brindar las licencias para proveer al público una mayor variedad de opciones. Los cambios en las leyes de apuestas hacen que sea sencillo para más proveedores de casinos operar en el país e inyectar dinero a la economía. Colombia ha perseverado a través de muchos años de retos, y ahora se está convirtiendo en pionero en América del Sur cuando se trata de los juegos de apuestas. 


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.