Comunicación

Captación de datos y potenciales clientes: ¿Qué hacemos luego de obtenerlos?


Todas las marcas tienen muy presente que para poder llevar su posicionamiento a lo más alto deben trabajar en una fuerte campaña de captación de potenciales clientes. Y así, en línea con esta aspiración, las empresas comienzan a desarrollar y llevar a cabo diferentes estrategias para poder conectar con esos posibles consumidores.

 

El punto clave es que una vez que se han estudiado, ideado y concretado las acciones para recolectar estos datos, debemos preguntarnos qué se puede hacer con ellos. Si quieres utilizarlos de una manera eficiente, emplea la captación de datos en tu campaña de marketing para conocer a tus posibles clientes.

 

Previamente, es fundamental haber definido los valores, la misión y la visión de la marca para saber en primer lugar quiénes somos y qué queremos y una vez definido esto, se podrá dirigir la campaña con certeza a un segmento específico de la población y generar herramientas exclusivas para ese sector.

 

Una de las premisas que resuenan con más fuerza en las diferentes estrategias planteadas por el marketing es poder conectar con los clientes.

 

Esta acción debe realizarse de manera auténtica, tiene que ser una unión honesta y un vínculo realmente valorado por la marca.

 

Para ello las redes sociales juegan un papel fundamental, ya que estas ofrecen variadas y creativas formas de conseguirlo.

 

Puedes sortear productos de tu marca, generar concursos, desafíos, o cualquier acción que permita activar en el mundo virtual tu imagen e incluso, ir conectando con posibles embajadores que continúen extendiendo el concepto e ideales que deseas transmitir.

 

De esta manera tus recursos serán utilizados de una manera óptima, ya que irás estableciendo un enlace con un público específico y al que realmente le puede llegar a interesar tu producto.

 

Por otro lado, la cuestión crucial luego de haber obtenido los datos de los potenciales clientes es realizar un buen procesamiento de estos.

 

Es decir, de nada sirve acumular cifras y conceptos si no tienes la capacidad de organizar la información y analizarla: son seguidores hombres o mujeres, su rango etario, intereses y gustos, países, en fin, la cantidad de datos relevantes que puedes recabar solo dependerá de lo que logres indagar en tus campañas y de lo que puedas obtener a través de los perfiles de las redes sociales.

 

Todo lo anterior llevará a que puedas conocer en profundidad a aquellos que te siguen, y esa será la llave maestra para la supervivencia y crecimiento de tu marca.

 

También será importante generar estrategias de fidelización; es decir una vez que has logrado captar la atención de esos potenciales clientes, deberás ir encontrando la manera de que su interés por el producto no solo no decaiga, sino que continúe creciendo.

 

Para ello puedes utilizar promociones, sorteos y fomentar la comunicación directa: el mundo online te ofrece incalculables herramientas para conseguirlo.

 

Anteriormente nos referíamos a esa conexión real que debe existir con tus clientes, por lo tanto, en ese proceso de fidelización, también debe existir una escucha activa de las críticas o señalamientos que el público haga de tu producto, y en la medida de lo posible ir incorporando las mejoras que van alentando los usuarios.

 

Para todo lo anterior es importante que tu empresa, a medida que vaya creciendo, pueda ir automatizando estos procesamientos de datos, para así ahorrar tiempo y operar con eficacia.

 

Hoy en día hay muchas herramientas de software que te permitirán realizar el trabajo de manera mucho más fácil; el resto será la creatividad que logres darle a la venta de tu producto.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.