Comunicación

BMW vs Mercedes, la competición eterna


Si hablamos de coches, sobre todo de los deportivos, es imposible no recordar la infinita rivalidad y competición entre dos grandes casas de producción de automóviles alemanas, es decir la BMW y la Mercedes-Benz. Ambas absolutas referencias en cuanto al desarrollo y a la innovación de los vehículos deportivos para todo el mundo, representan dos escuelas diferentes que se han beneficiado de la eterna competencia y de las discrepancias, puesto que cada casa de producción ha tenido que apostar por un tipo de modelo o de idea a seguir para que acabase siendo la tradición.

La BMW, que el año pasado cumplió los cien años de edad, es originaria de la Bavaria, la región más rica de toda Alemania, y tiene sede en Munich, la capital, donde también reside su museo. Empeñada también en la producción de motos de alta calidad, la BMW ha siempre apostado por vehículos agresivos y con alma deportiva que han cambiado a lo largo de los años, pero se han mantenido siempre fieles al estilo originario. Hoy en día sus modelos más representativos son varios, pero entre ellos destacan los serie 3, coches de turismo del segmento D, los serie 1, del segmento C, y, por supuesto, las series X y Z, es decir los SUVs y los spiders.

Entre ellos el Z4 es el último modelo que permite disfrutar de una experiencia de conducción única, sobre todo en verano, cuando se puede levantar la capota y aprovechar el buen tiempo y disfrutar del placer del viento en la cara. Con un motor potente y un volante ágil de cuero, este coche te hace sentir en otra dimensión y su conducción es fácil, gracias sobre todo a un sistema de agarre que roza la perfección gracias al sistema Driving Experience Control. En general, poder disponer de semejante coche es un lujo sin iguales.

Mercedes, en cambio, nació en 1926 por orden de la familia Benz en la localidad de Stuttgart y destaca hoy en día no solamente en la producción de coches sino que también en la producción de camiones. Además, en los últimos años, esta casa de automóviles, ha impulsado la producción de motores para coches de Fórmula 1, lo que implica un elevado desarrollo de los propulsores. De hecho Mercedes es la vigente campeona del campeonato de Fórmula 1, lo que la hace una referencia absoluta en términos de motores y de estructuras de coches deportivos.

Sin embargo, en cuanto a la venta al público, los modelos más característicos son la clase C, un tipo de coche de turismo del segmento D, que une la elegancia al atrevimiento deportivo. Por lo que concierne los spiders, el rival del BMW Z4 es el SLK, un modelo más lujoso pero tal vez menos rápido.

Para ambos coches es posible encontrar piezas de repuestos en el buen catálogo Toppiezascoches.es, una de las webs especializadas en este sector. Porque poder contar con elementos de recambios adecuados es el primer paso para no estropear estos coches de alta calidad y elevado disfrute.


Leave a Comment