Internet

Así ha cambiado internet nuestros hábitos de apuestas


El juego online, es decir, el juego en Internet, ha cambiado la forma en que la mayoría de las personas apuestan. Internet también ha transformado el sector del juego de forma dramática, lo que incluye apuestas deportivas, loterías, casinos, salas de póker y docenas de otros juegos de azar.

En muchos países, los juegos de azar por Internet son ilegales. Por contra, en la Unión Europea, Canadá y varias islas del Caribe, es completamente legal.

En Estados Unidos, por ejemplo, cada estado puede determinar si el juego online es legal en su área. La mayoría de los estados aún no han legalizado el juego, lo que significa que en la mayoría de los estados de los Estados Unidos sigue siendo ilegal. Es por ello, y por muchas otras cosas, por las que los juegos de azar online han cobrado tanto protagonismo con el paso del tiempo.


Juegos de azar online: su historia

Tendríamos que esperar hasta la década de 1990 para que Internet comenzase a ganar popularidad a nivel mundial. En las economías avanzadas y mundos en desarrollo, en 1996 había 11 y 2 usuarios de internet por cada 100 habitantes (respectivamente). Ya solo En 2017, estas cifras han crecido exponencialmente: 81 usuarios por cada 100 habitantes en las economías avanzadas y 41 por cada 100 en los países en vías de desarrollo.

Internet ha cambiado los hábitos de apuestas

Páginas como la casa de apuestas Betsson han transformado la industria del juego, pues en el siglo XXI, Internet ha cambiado aún más si cabe los hábitos de apuestas.

El juego, actualmente, es uno de los negocios online más lucrativos y populares.

Internet ha transformado la forma en que la mayoría de las personas hacen sus apuestas. En el pasado, la gente iba a su tienda de apuestas local para hacer una apuesta. Según Business World, hoy en día, más del 70% de las apuestas se realizan fuera de una tienda real, y la mayoría se realiza a través de internet.

¿La expansión del juego equivale a un ascenso de la adicción al juego?

La respuesta es. No

Desde la década de 1990, la cantidad de formas diferentes en que los jugadores pueden hacer sus apuestas ha aumentado dramáticamente, está claro pero, según un equipo de investigadores del Instituto de Investigación sobre Adicciones de la Universidad de Buffalo en Estados Unidos, la respuesta es rotundamente no.

Los investigadores entrevistaron a 2.613 personas en una encuesta en 1999-2000. Entrevistaron a otras 2.963 personas en una segunda encuesta en 2011-2013. Hubo, por lo tanto, dos encuestas que estuvieron separadas por unos diez años.

Aunque hubo cada vez más oportunidades de juego durante esos diez años, el porcentaje de jugadores con problemas no aumentó, informaron los expertos.

De hecho, durante esa década, la prevalencia de problemas con el juego entre las mujeres cayó del 2,9% al 2,5%. Los investigadores también expusieron que durante ese período, la participación general en las actividades de juego disminuyó.

La encuesta de 1999-2000 mostró que el 82,2% de los encuestados dijeron que jugaban. Esta cifra cayó al 76,9% en la segunda encuesta (2011-2013).

Así las cosas, Internet no solo ha transformado la industria del juego, sino también prácticamente todos los demás sectores de la economía. Ha cambiado la forma en que trabajamos, jugamos, vemos películas y series de televisión, nos comunicamos y socializamos. ¿Qué nos deparará el futuro?


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.