BREVES

Una plataforma para impulsar la cooperación neurocientífica


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

El sistema nervioso, que se compone del cerebro, la médula espinal y los nervios, controla el funcionamiento del cuerpo humano. Si falla algo en este sistema, sus efectos pueden ser graves, pudiendo incidir sobre la capacidad para moverse, hablar, tragar y aprender. Las enfermedades neurológicas, que afectan al cerebro, son más frecuentes entre los ancianos y, por tanto, su prevalencia va en auge a medida que se prolonga la esperanza de vida.

Por ello resulta prioritario, tanto desde el punto de vista social como del médico, hacer frente a estas afecciones. Con este fin se inició recientemente NEUROBIOTECH, proyecto impulsado por NEUROMED, para establecer una comunidad internacional de investigación e innovación sobre neurociencia. NEUROBIOTECH aspira a reunir a especialistas de todo el mundo para poner en común conocimientos y estimular actividades de investigación.

El objetivo último de este empeño de base comunitaria consiste en lograr que tantas personas como sea posible puedan beneficiarse de los adelantos en la neurobiología, desde los profesionales de la medicina hasta los ciudadanos. Este proyecto habilitará una cooperación entre estos investigadores y se espera que ofrezca soluciones con las que mejorar la sanidad.

El conocimiento científico que se posee sobre el sistema nervioso ha avanzado notablemente, sobre todo por los progresos logrados en los campos de la biología molecular y la neurociencia computacional. Gracias a ello, los neurocientíficos han podido estudiar el sistema nervioso a un nivel mucho más profundo. No obstante, aún se necesita redoblar la colaboración con el fin de transformar este conocimiento científico en ventajas médicas, y para ello se ha creado NEUROBIOTECH.

Este proyecto empezó por enviar una invitación a expertos interesados en compartir métodos, conocimientos, personal e ideas. El nuevo centro se dedicará en mayor medida a campos de la investigación que se espera arrojen grandes avances, como son los dedicados a la genómica (el estudio y la secuenciación del ADN) y las células madre. Estas células son capaces de renovarse por sí solas, es decir, dividirse y producir copias idénticas una y otra vez. Esta capacidad las diferencia de células especializadas, como las de la sangre, incapaces de multiplicarse por sí mismas y por tanto muy vulnerables a enfermedades o lesiones.

Los especialistas de estos y otros campos muy técnicos podrán aprovechar NEUROBIOTECH como foro en el que colaborar e intercambiar investigaciones e ideas, y también como lugar en el que convertir sus ideas en productos o mejoras de la práctica clínica. Ciertamente, uno de los componentes que resaltan del proyecto será el acceso a instalaciones punteras de Pozzilli (Italia) y de Bruselas, entre ellas, un laboratorio de radioisótopos, una fábrica celular y un centro de imaginología avanzada. Los hallazgos de NEUROBIOTECH se publicarán para ayudar a orientar las futuras políticas de investigación.

Este proyecto está encabezado por NEUROMED, un centro de investigación con sede en Italia que está especializado en la neurociencia. Este centro coopera con el gobierno regional de Molise, el Consejo Nacional de Investigación de Italia, y las universidades de Roma-Sapienza, Tor Vergata y Molise. También han acordado participar en el grupo de NEUROBIOTECH varias empresas y centros de investigación de otros países.

Las instalaciones de Pozzilli se encuentran en una zona muy afectada por la crisis económica. La inversión en investigación en esta zona podría generar empleos de gran valor y contribuir a reactivar la economía regional. Como socio del proyecto, el gobierno regional de Molise ha reservado recursos económicos para empresas y centros de investigación que deseen invertir en esta región.

Fuente: CORDIS

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.