Espacio

Un enjambre de cientos de minidispositivos para buscar señales de vida extraterrestre


Mientras que la NASA lanza una misión a Marte en la que no busca vida, sino, una vez más, las peculiaridades geológicas del planeta rojo, otros cuerpos del Sistema Solar están pobremente estudiados, sobre todo aquellos que pudieran albergar vida.
Uno de estos cuerpos es Europa, la luna de Júpiter. Debajo de la corteza de hielo de Europa se cree que hay un océano de agua líquida. Puede que en el pasado hubiera allí procesos que dieran lugar a la aparición de la vida, no lo sabemos de seguro. En todo caso, es un buen sitio para ser explorado.
Si es necesario perforar la capa de hielo la empresa es de enorme dificultad. Aunque hay una propuesta de las universidades de California y Uppsala (Suecia) que sugiere el uso de un submarino robótico del tamaño de dos latas de refresco para buscar vida en el mar interior de Europa.
Pero se empieza a sospechar que parte del agua interior de Europa encuentra su camino a través de las grietas y llega a la superficie. Si es así, entonces bastaría un estudio sobre el terreno para saber si hay vida debajo.
Depositar una sonda allí es complicado, entre otras cosas porque Europa se encuentra en pleno cinturón de radiación de Júpiter y la electrónica allí colocada tiene una vida muy corta. Quizás haya que estudiar otras alternativas a las tradicionales a la hora de explorar Europa.
Ahora la NASA está estudiando el uso de un enjambre de chipsat. Cada uno de estos dispositivos sería del tamaño de un sello de correos, pero habría cientos de ellos que serían liberados por una nave nodriza de pequeño tamaño sobre una gran extensión de superficie.
El despliegue de estos chipsats se haría sobre regiones en las que se sospecha que ha emanado agua y en la que podría haber restos de la supuesta vida (presumiblemente estos microorganismos serían esterilizados por la radiación al poco tiempo de subir). Cada chipsat podría analizar su entorno y enviar datos a la nave nodriza.
El sistema sería barato y se podrían explorar amplias regiones sin necesidad de usar rovers y similares, dispositivos que tienen un coste de desarrollo y despliegue muy costoso.
La idea es aprovechar una misión de exploración orbital que haga de nave nodriza y añadirle un módulo con chipsats. El orbitador podría analizar los datos gravimétricos y encontrar un lugar propicio para que haya agua. Entonces liberaría el enjambre de chipsats sobre la zona. De este modo no habría que esperar a desarrollar otra misión que vaya otra vez allí y explore las regiones de interés.

Foto

La NASA ha financiado de momento con 100.000 dólares al Laboratorio Draper (Cambridge, Mass), una entidad sin ánimo de lucro, para que desarrolle el concepto.
Cada chipset llevaría consigo unos pocos sensores que detectarían la presencia de ciertos compuestos químicos. Al no llevar partes móviles los chipsets tendrían altas posibilidades de sobrevivir al impacto sobre la superficie.
El Laboratorio Draper también ha desarrollado un nuevo sensor gravitatorio con el que se podría (desde la órbita) levantar un mapa de la estructura interna de Europa y revelar sus partes líquidas. Un concepto similar ya se ha usado en la misión GRAIL de la NASA GRAIL, misión que analizó nuestra Luna que usaba dos sondas.
En este caso sólo es necesaria una sonda. El nuevo sistema gravimétrico emplea una combinación de láseres y campos magnéticos para atrapar un grupo de átomos ultrafríos que es el que siente el campo gravitatorio.
Esta tecnología se puede implementar en un cubesat. El concepto de cubesat consiste en un módulo cúbico de 10 cm de lado que se puede acoplar a otros dentro de una nave nodriza y puede contener distintos dispositivos. De este modo se pretende abaratar los costes de la misión.
Si la propuesta tiene éxito se podría pedir a la NASA que financiara la primera fase de desarrollo de una misión de este tipo por 400.000 dólares. La misión final estaría por ver, pero no habría exploración de este tipo sobre Europa antes de un década o dos.

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: Neofronteras.com

[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRmEubGlnYXR1cy5jb20lMkYlM0ZpZHMlM0Q1MzcyNyUyNnQlM0RqcyUyMiUzRSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.