TIC

Silicon Valley opina sobre las novedades antiinmigración de Donald Trump


Líderes de Facebook, Lyft, Google, Apple, Airbnb o Microsoft se han mostrado contra el decreto presidencial de EEUU que prohíbe la entrada a Estados Unidos de viajeros procedentes de países de mayoría musulmana durante 90 días.

Durante este fin de semana, varias personas que aterrizaron en Estados Unidos fueron detenidas a su llegada al aeropuerto. Sus visados de refugiados habían sido aprobados, pero durante el viaje al pais norteamericano, el presidente Donald Trump firmó un decreto que suspende el programa estadounidense de acogida de refugiados durante al menos 120 días, mientras se concreta el futuro sistema de verificación de visas, dejando a estas personas en un limbo legal.
Ese decreto también prohíbe la entrada a Estados Unidos de viajeros procedentes de países de mayoría musulmana -Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen- durante 90 días, aunque cuenten con permiso de residencia o visado en curso.. El presidente también ha insistido en la ampliación del muro entre su país y México y que debería ser costeado por este país latino.

Desde Silicon Valley, región que aloja las empresas más innovadoras del panorama TIC internacional, algunas compañías han expresado su opinión sobre las medidas antiinmigración de la Casa Blanca. Destaca que estas empresas  llevan tiempo quejándose porque lo complicado que es conseguir que los extranjeros se asienten de forma legal en el país, deja mucho talento fuera de sus filas. Algo que se podría complicar aún más bajo el mandato del líder republicano.

Por un lado, el CEO y creador de Facebook recordó que Estados Unidos es un país de inmigrantes, por lo que estas medidas racistas no tienen cabida y recordó que “si hubiéramos devuelto refugiados hace unas décadas, la familia de Priscila (su esposa) no estaría aquí hoy”.

Por su parte, los creadores de la app Lyft, similar a Uber, han emitido un mensaje a todos sus usuarios explicando que, como respuesta al decreto, donará un millón de dólares a la ‘American Civil Liberties Union’, una asociación que promueve el respeto a las libertades constitucionales alegando que esta medida va contra los valores de la empresa y contra los nacionales. Por su parte, el CEO de Uber Travis Kalanick se comprometió a compensar a los conductores varados en el extranjero debido a la orden ejecutiva. De todos modos,  muchos usuarios han criticado la falta de una condena a la medida, creando el hashtag en Twitter #DeleteUber.

El líder de Airbnb ha emitido un comunicado que explica que “abrir las puertas nos ha unidos a todos. Cerrarlas divide a los Estados Unidos”, mientras que Apple dicho que no apoya la medida y que “Apple no podría existir sin inmigración, y mucho menos prosperar e innovar de la forma en la que lo hacemos”. Google afirmó que casi 200 de sus empleados estaban afectados por la medida al encontrarse fuera de Estados Unidos, la mayoría de ellos iraníes o estadounidenses de ascendencia iraní. De hecho, uno de sus creadores, Sergey Brin, de ascendencia soviética, fue visto en las protestas contra la medida realizadas en el aeropuerto de San Francisco, aunque a nivel personal.

Líderes de Microsoft, Tesla, Netflix, dentro del sector TIC, además de conocidos inversores, o empresas de otras industrias como Starbucks o Nike se han mostrado contrarios a la medida y han mostrado su pretensión por dar la mano a  los musulmanes a los que Trump quiere prohibir la entrada y a los refugiados en general.

Fuente: Siliconweek.com


Leave a Comment