Espacio

¿Por qué algunas estrellas son más grandes que otras?


[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Las estrellas masivas, aquellas que miden 8 veces la masa de nuestro Sol, presentan un intrigante misterio: ¿cómo es posible que algunas sean tan grandes cuando la inmensa mayoría de las estrellas en la vía láctea son considerablemente más pequeñas?

Para encontrar la respuesta, los astrónomos utilizan el telescopio Atacama Large Millimetersubmillimeter Array (ALMA) para estudiar los núcleos de algunas de las nubes más oscuras, más frías y más densas de nuestra galaxia para buscar los indicios de la formación estelar.

Estos objetos, conocidos como nubes oscuras infrarrojas, se observaron aproximadamente 10.000 años luz en la dirección de las constelaciones de Aquila y Scutum.

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_column_text]

FORMACIÓN DE ESTRELLAS MASIVAS

Desde estos núcleos de nubes tan masivos y densos, la gravedad, abrumada por la presión del gas, permitiría su colapso para formar así una nueva masa de estrellas.

Un núcleo sin estrellas indicaría que alguna fuerza extra estaría equilibrando la fuerza de la gravedad, regulando la formación de estrellas y permitiendo que enormes cantidades de materiales se acumulen para formar una estrella masiva.

 

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_single_image image=»7123″ img_link_large=»yes» img_link_target=»_blank» img_size=»large»][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Esto sugiere que las estrellas masivas y las estrellas similares al Sol siguen un mecanismo universal para su formación. La única diferencia es el tamaño de las nubes que las generan.

Después de que se acumule la suficiente masa, la fusión nuclear comienza en el núcleo y… voilà: ha nacido una estrella.

[/vc_column_text][vc_column_text]

HAY ALGO MÁS

Aunque este modelo de formación de estrellas puede explicar la mayoría de estrellas en nuestra Vía Láctea, algo adicional es necesario para explicar la formación de las estrellas más masivas. Como hemos adelantado antes, ha de existir una fuerza adicional para equilibrar el proceso normal de colapso, ya que si no fuera así, nuestra galaxia tendría una población estelar bastante uniforme.

El equipo de astrónomos de Estados Unidos, el Reino Unido e Italia utiliza a ALMA para buscar una firma química única que involucre al isótopo de deuterio para las temperaturas de estas nubes para ver si se habían formado estrellas dentro de estos núcleos. El Deuterio es importante porque tiende a vincularse con ciertas moléculas en condiciones frías. Una vez que nacen las estrellas y calientan el gas circundante, el deuterio se desvanece rápidamente y es reemplazado con el isótopo más común del hidrógeno.

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_column_text]

Las observaciones de ALMA detectan grandes cantidades de deuterio, sugiriendo que la condición de la nube es fría y sin estrellas. Esto indicaría que una fuerza contraria está impidiendo el derrumbamiento de la base para ganar suficiente tiempo para formar una estrella masiva. Los investigadores especulan que los campos magnéticos fuertes podrían “apuntalar” la nube, impidiendo que se derrumbe rápidamente.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_single_image img_link_large=»yes» img_link_target=»_blank» img_size=»large» image=»7127″][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDaWZyYW1lJTIwYWxsb3d0cmFuc3BhcmVuY3klM0QlMjJ0cnVlJTIyJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnd3dy5jb2RpZ29iYXJyYXMuY29tJTJGc2hhcmUtaHQlMkZqZWRpcyUyRmFkX3RwbC5waHAlM0ZpYyUzRDI4MCUyNmFtcCUzQnIlM0QxNjA2NCUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyMzAwJTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyMjUwJTIyJTIwZnJhbWVib3JkZXIlM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2lud2lkdGglM0QlMjIwJTIyJTIwbWFyZ2luaGVpZ2h0JTNEJTIyMCUyMiUyMHNjcm9sbGluZyUzRCUyMm5vJTIyJTIwYWxpZ24lM0QlMjJtaWRkbGUlMjIlM0UlM0MlMkZpZnJhbWUlM0UlMjA=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]

Readers Rating
0 votes
0

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.