BREVES

Navegando hacia los paraísos digitales


Primer ejercicio.- Un conjunto de rock australiano cede los derechos de venta de su obra por Internet a una compañía japonesa. Un español quiere regalar a su novia inglesa música del grupo, solicita a los japoneses a través de su web alojada en un servidor en Estados Unidos un CD y lo paga en un banco de Singapur con su una tarjeta Visa emitida por un banco digital con sede en Holanda y sin oficinas en España. Al cabo de unos días su novia recibe por correo en su casa de Londres un CD enviado desde un almacén distribuidor para toda Europa situado en Francia. Pregunta.- ¿Qué país debe cobrar el IVA?.

Segundo ejercicio.- Un emigrante entrega unos Euros en un locutorio de Internet de Madrid para enviar sus ahorros a su familia en Honduras. Como en Honduras hay ricos que quieren sacar dinero del país, una compañía financiera contacta con ellos, y acuerdan que pagan en moneda local a la familia de los emigrantes, mientras que la compañía ingresa los Euros en una cuenta abierta a su nombre en España. Pregunta.- ¿Recibirá alguna vez Honduras las divisas generadas por el trabajo de sus emigrantes?

Estos son solo un par de ejemplos de las complicaciones legales y económicas que nacen con motivo de la globalización, Internet no la ha inventado, el proceso de la globalización aparece como consecuencia de la actividad de las multinacionales, pero lo Internet ha permitido, es que lo que antes solo estaba al alcance de grandes compañías o grandes fortunas, hoy lo hagan negocios modestos yparticulares sin patrimonio digno de mención.

Paraísos fiscales versus paraísos digitales

«Paraísos fiscales» como las Bahamas, Lichenistein o Suiza, existen desde hace mucho tiempo, y los grandes negocios y grandes fortunas los han utilizado profusamente. Pero Internet ha dado lugar a la aparición de los «Paraísos digitales», y estos están al alcance de cualquiera. Hoy gracias a Internet, Doña Petra, abre una cuenta en Estados Unidos, absolutamente opaca a la hacienda española, Don Gustavo, el ludópata, se juega las pestañas en un casino , aunque un juez ha prohibido su entrada en los casinos españoles, y los Laboratorios Pérez venden su Elixir contra el Cáncer, sin que Sanidad le pueda perseguir por no haber realizado una sola pruebas de laboratorio.

Cuando legislan, los gobernantes olvidan con frecuencia que las leyes se aplican en un espacio físico, geográfico, y que Internet se caracteriza por ser un mundo ilocalizado. Por tanto Internet queda con facilidad fuera de la jurisdición de todos los países, lo que da lugar a vacíos legales que cualquier usuario, sea poderoso o humilde puede aprovechar.

Un ejemplo práctico. Debido a un acuerdo entre la SGAE y los importadores/fabricantes de CD’s, a cada CD se le carga un canon de 13 cnts. para «compensar» el derecho de copia privada. Sin entrar en a juzgar si es sensato, que yo pague a los cantantes por guardar las fotos que he hecho con mi cámara durante una excursión, este razonamiento se está aplicando en casi toda Europa. Ahora bien los acuerdos son nacionales y en cada país se acuerdan cantidades con diferencias apreciables que van de los 0,46 euros en Dinamarca a los 0.07 de Alemania, aparte que aun queden países como Irlanda donde no se cobra el canon.

Hoy en día no existen fronteras en Europa Occidental y las mercancías circulan libremente, si un danés quiere comprar una tartera de 50 CD`s tendrá que pagar 19,50 euros más que un alemán, o sea más de 3.000 de las antiguas pesetas. ¿Cuánto tardarán los daneses comprar por Internet CD a los alemanes?. ¿De qué les valdrá a los artistas daneses que su equivalente al SGAE haya conseguido tan favorable acuerdo en Dinamarca?.

Siempre hay un listillo que encuentre una escapatoria en Internet a las leyes locales. Invertir en las Islas Caimán. Matricular mi dominio en las Islas Tokelau que me lo dan gratis. Bajar de tal dirección programas piratas. Colocar mi servicio de Call Center en Marruecos y me ahorro un montón en Seguridad Social. Utilizo programadores en Pakistán, donde casi no hay derechos laborales, etcétera… El problema, no es que haya un vivillo, que siempre los ha habido, el problema es que la voz de corre como la pólvora por el mismo Internet y muchos siguen los pasos del listillo, hasta que al final todos tienen que hacer lo mismo, o pierden competividad. ¿Quién es hoy el que confecciona prendas en España?.

Las leyes no son universales, mientras que en España se ilegal negociar con hachis, es legal hacerlo con pornografía, en otros hay países que ocurre exactamente lo contrario. Tradicionalmente las ciudades fronterizas han sabido sacar provecho a estas diferencias, así en tiempos de Franco, los portugueses iban a comprar en Badajoz, los españoles pasábamos a Perpignan para ver cine prohibido en España, y franceses y españoles subíamos a Andorra a comprar cámaras de fotográficas. El Mercado Común al eliminar las fronteras acabó con muchos de estos negocios, pero hay una frontera al lado de nuestro hogar que nos da la posibilidad de colocarnos lejos de la jurisdición de las leyes nacionales con solo navegar un poco en Internet.

 

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]

Fuente: José Manuel Gimeno

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_row_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/2″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTNDJTIxLS0lMEFnb29nbGVfYWRfY2xpZW50JTIwJTNEJTIwJTIyY2EtcHViLTUxNjM0NDI4NjUwODk5NjYlMjIlM0IlMEElMkYlMkElMjAzMDB4MjUwJTJDJTIwY3JlYWRvJTIwMjIlMkYxMCUyRjEwJTIwJTJBJTJGJTBBZ29vZ2xlX2FkX3Nsb3QlMjAlM0QlMjAlMjI2MDUwNjA5NDEwJTIyJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX3dpZHRoJTIwJTNEJTIwMzAwJTNCJTBBZ29vZ2xlX2FkX2hlaWdodCUyMCUzRCUyMDI1MCUzQiUwQSUyRiUyRi0tJTNFJTBBJTNDJTJGc2NyaXB0JTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTBBc3JjJTNEJTIyaHR0cCUzQSUyRiUyRnBhZ2VhZDIuZ29vZ2xlc3luZGljYXRpb24uY29tJTJGcGFnZWFkJTJGc2hvd19hZHMuanMlMjIlM0UlMEElM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.