BREVES

Los mejores consejos para que el móvil no te desconcentre en tus tareas diarias


La adicción al móvil es real y conforme pasan los meses son más las personas que siguen sumándose a esta tendencia. Lamentablemente, ello conlleva a la reducción de productividad y por ende rendir menos en las tareas diarias que tenemos en el trabajo o en el estudio.

Así que si quieres darle un frenazo a la adicción a tu Smartphone de una vez por todas, debes poner en práctica todos estos consejos y trucos para que la productividad vuelva a multiplicarse sin tener que estar pegados al teléfono viendo Instagram o esperando los mensajes de las demás personas.

Desactiva todo sonido disponible con el modo silencio

El modo silencio está ahí por una razón: no molestarte en lo absoluto. Sin lugar a dudas es el primer paso que debes implementar para dejar atrás todos los sonidos de llamadas, mensajes y notificaciones de todas las aplicaciones.

Desactiva el Wi-Fi y los datos móviles si es necesario

Es una de las formas más efectivas de deshacernos de mensajes y notificaciones que pueden perturbar nuestra productividad. Para ello, bastará con ir a la sección de Configuraciones o Ajustes del móvil, ir a la opción Wi-Fi y Uso de datos y desactivar el botón correspondiente a cada apartado. Luego, cuando en verdad necesites revisar tu terminal, puedes volver a activar lo anterior con los mismos pasos.

Descarga una aplicación que te ayude en el tema (aquí te dejamos una de las mejores)

En este sentido, Forest es una de las mejores aplicaciones gratuitas que podrá ayudarte a dejar el móvil para concentrarte en tus tareas diarias. Entre lo más destacado de esta herramienta tenemos la posibilidad de acceder a la técnica pomodoro, plantar una semilla para que crezca hasta convertirse en un árbol frondoso (esto se traduce a que no revisaste tu Android), ver estadísticas, entre otras cosas. A continuación te dejaremos el enlace para que te la bajes a coste cero.

Forest: descargar para Android

Un método más radical: guardarlo en una gaveta y revisarlo cada cierto tiempo

Luego de todo lo anterior, si crees que a esto le hace falta un truquito más radical, lo que puedes hacer es guardar tu terminal en una gaveta por un tiempo que debas cumplir a toda cosa. Utiliza tu reloj o un temporizador y revísalo, por ejemplo, cada hora o cada 45 minutos. Gracias a esto, en una hora podrás producir lo que no hacías en 3 en tu antigua rutina.

Fuente: Wwwhatsnew.com


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.