Internet

Las ventajas de la telefonía en la nube


No hay duda de que los servicios basados en la nube ofrecen numerosos beneficios a las empresas grandes y pequeñas. Esto ha sido bien documentado y ampliamente discutido a medida que más y más empresas han hecho el cambio a soluciones de software basadas en la nube.

Pero ¿qué pasa con la telefonía en la nube? ¿Qué beneficios podemos encontrar al transferir los antiguos sistemas telefónicos basados en hardware a las nuevas soluciones basadas en la nube?
¿Sabemos exactamente qué es la telefonía en la nube?

Al igual que la computación en la nube, donde accedemos a nuestro software personal o documentos desde la nube (como ocurre con los conocidos Dropbox o Google docs), la telefonía en la nube, como el servicio que ofrecen compañías como NFON, es un sistema virtual. La actualización del software telefónico en la nube ofrece varios beneficios más que interesantes.

Muchas pequeñas empresas no tienen el lujo ni el presupuesto para respaldar un departamento de TI interno. Cuando algo sale mal con el hardware, lo más normal es que perdamos muchas horas y también dinero. Deberemos contactar con el proveedor de servicios y hacer arreglos para solucionar el problema.

Debido a que el sistema telefónico está físicamente en nuestra oficina y depende del hardware, las posibilidades de solucionar el problema de inmediato son bastante escasas. Hacer que nuestro proveedor de servicios visite las instalaciones de nuestra oficina, o reemplazar el hardware, puede ser un costo alto e inesperado; algo que muchas empresas -sobre todo las pequeñas- no pueden pagar. Con un contrato de telefonía en la nube, muchas reparaciones y cambios requeridos se pueden hacer de forma remota, lo que significa que eliminamos un gasto importante de la ecuación.

Al cambiar a un sistema de telefonía en la nube, podemos reducir los costes de hardware y solo pagaremos por la cantidad de usuarios que haya en el sistema. Las llamadas entre nuestras propias oficinas son completamente gratuitas. Únicamente esto ya puede hacernos ahorrar un buen pellizco.

¿Es complicado de poner en funcionamiento?

Para nada. La implementación es rápida, fácil y sin problemas. Además, el tiempo de inactividad es mínimo. Al acceder al sistema telefónico desde la nube, podemos estar seguros de que tendremos disponible el tiempo de funcionamiento máximo.

No hay nada peor que se nos caiga el sistema telefónico y no poder hacer las llamadas que necesitamos, especialmente si brindamos asistencia telefónica a los clientes. Si algo sale mal con el sistema en la nube, hay pasos que nuestro proveedor puede llevar a cabo para volver a ponerlo en funcionamiento casi al instante.

La telefonía en la nube también nos permite capturar llamadas desde cualquier lugar, dando a las pequeñas y medianas empresas acceso a funciones que solo suelen utilizar las empresas de gran escala; lo que nos permite continuar brindando los mejores niveles de servicio a los clientes.

¿Y si tenemos múltiples ubicaciones?

Muchas empresas operan más de un sitio, a menudo en más de un país. Al contrario de lo que sucede con los sistemas de telefonía clásicos, la telefonía en la nube tiene un sistema y un coste para múltiples ubicaciones. Esto ahorra dinero y tiempo. Si abrimos una nueva ubicación a medida que crece nuestra empresa, simplemente podemos extender nuestro sistema a esa área. Podemos tener acceso a la centralita desde cualquier parte del mundo.

Es cierto que, aunque muchas empresas han adoptado y se han beneficiado de la tecnología en la nube, algunas no están seguras de si dar o no el salto. Sienten que, al transferir sus sistemas fuera de su oficina, están perdiendo el control: nada más lejos de la realidad. Al transferirse a una solución en la nube, muchas empresas descubren que tienen más control y pueden administrar todo su sistema fácilmente desde un panel de control central.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.