VIDEOJUEGOS

Las mejores parejas de los videojuegos


Amor, flores, bombones y los flechazos de Cupido se dan cita una vez más como cada 14 de febrero (curiosamente el mismo día en el que se pone a la venta For Honor, el nuevo título de combates sangrientos de Ubisoft), y queremos ofreceros un pequeño repaso a las mejores parejas y romances de los videojuegos para conmemorar esta fecha tan especial.

Príncipe y Farah – (Prince of Persia)

Han pasado ni más ni menos que 14 años desde el lanzamiento de la primera parte de la trilogía Prince of Persia en PlayStation 2, Xbox, GameCube y PC. Al comienzo de la aventura veíamos como Príncipe se unía al ejército de su padre en la invasión al reino de Farah, la hija del sultán. Por causas del destino, estos dos jóvenes consiguieron sobrevivir a la catástrofe producida por la liberación de las Arenas del Tiempo y se vieron obligados a colaborar y ayudarse entre sí para encontrar una solución al problema. Poco a poco fuimos comprobando cómo los lazos entre ambos protagonistas se iban estrechando, hasta el punto de enamorarse el uno del otro y protagonizar grandes momentos juntos. Sus caminos se separaron y no volvieron a encontrarse hasta Las dos Coronas, donde vimos el desenlace de su historia.

Yuna y Tidus (Final Fantasy X)

Una de las historias de amor más famosas surgidas en un jrpg, es sin duda la protagonizada por la pareja compuesta por estos dos personajes de Final Fantasy X, uno de los juegos más conocidos de la compañía nipona Square Enix. Desde el primer momento en que Tidus conoce a Yuna, se nota como la llama del amor surge entre ellos dos. Durante varias escenas de la aventura va creciendo este sentimiento, el cual llega a su punto álgido en Macalania, donde se besan por primera vez y expresan sus sentimientos. El tipo de amor que se manifiesta en esta entrega es el más puro y juvenil. Esta relación fue el eje central argumento que los desarrolladores quisieron dar como característica principal a este Final Fantasy. Una manifestación de la cara más cándida del amor y que ha quedado en la memoria de mucho de los que lo jugaron.

Leon y Ada  (Resident Evil)

Estamos ante una relación llena de tensión sexual, pues desde los acontecimientos de Resident Evil 2, Leon S. Kennedy y Ada Wong han mostrado en múltiples ocasiones que tienen sentimientos el uno por el otro. La propia mujer admitió haberse enamorado de Leon en la segunda entrega numerada de la saga de Capcom, y se da a entender que si hubiese sido en otras circunstancias, sería muy probable que hubiesen llegado a estar juntos. El joven agente siempre va detrás de Ada y la defiende pese a trabajar con el enemigo, hasta tal punto, que en Resident Evil 6 se enfrentó a su compañero Chris Redfield para protegerla. Por su parte, Ada también se preocupa enormemente por Leon y le ayuda en innumerables ocasiones tanto en Resident Evil 2, como en Resident Evil 4 y Resident Evil 6. ¿Podrán estos dos personajes acabar finalmente juntos en un futuro?

George Stobbart y Nicole Collard (Broken Sword)

Si hablamos de parejas longevas en el mundillo de los videojuegos, esta es quizás una de las que nos puede venir a la mente. La serie de aventuras gráficas Broken Sword, desarrollada por Revolution Software, debutaba allá por el año 1996. El juego nos ponía a los controles de George Stobbart, un turista norteamericano que durante sus vacaciones en París se ve envuelto en un atentado que acaba con la muerte de una persona. En su búsqueda por esclarecer la verdad, se encontrará con Nicolle Collard, una periodista francesa que también indaga sobre los hechos acontecidos. Su relación va estrechándose según van pasando desventuras. Durante todas las entregas, estos dos han estado juntándose y separándose debido sobre todo a la distancia que les separa. Aunque finalmente siempre vuelven a estar juntos, demostrando que la lejanía es un obstáculo salvable si realmente se quiere.

Nathan Drake y Elena Fisher (Uncharted)

Han tenido sus más y sus menos, han pasado por varios altibajos y han vivido mil y una aventuras, pero sin duda la relación entre este intrépido cazatesoros y esta valiente periodista se ha ganado un hueco en nuestra memoria y en nuestros corazones. Al principio mantenían una relación profesional, siendo Elena la encargada de grabar y hacer un seguimiento de los descubrimientos de Nathan, pero tras la aventura que supuso la búsqueda de El Dorado en la primera entrega de la saga, ambos pasaron a algo más. En Uncharted 2 se formó un triángulo amoroso con la llegada de Chloe, y el joven aventurero tuvo que enfrentarse a una encrucijada, que finalmente terminó cuando Chloe se dio cuenta de los verdaderos sentimientos de Nate por Elena. Nuevamente volvieron a tener problemas en su relación, pero finalmente el amor triunfa en la tercera entrega y pudimos verlos mejor que nunca en Uncharted 4. Sin duda, Elena es el mayor tesoro de Nate.

Batman y Catwoman (Batman: The Telltale Series)

Quien conozca aunque sea un poco la vida del detective y héroe más internacional de cómics, series y videojuegos, seguro que ya es consciente de la relación que existe entre el hombre murciélago y la mujer gato. En el último juego desarrollado por TellTale se puede ver otra muestra de relación amor-enfrentamiento tan característica de estos dos. Por un lado está Bruce Wayne, un hombre moralista sobre lo que es justo y correcto, defensor de cumplir la ley; y por otro está Selina Kyle, a la que excita la emoción y la adrenalina de asaltar lugares y desvalijar lo que encuentre, ya sea para ella o por encargo de terceros. Podría pensarse que solamente es atracción sexual, pero en contadas ocasiones Batman muestra cariño y preocupación por Catwoman, igual que a ella también le importa él. Una buena muestra sin duda del refrán “los polos opuestos se atraen”.

Mario y Peach (Super Mario Bros.)

Ante nosotros tenemos la relación más longeva de la historia de los videojuegos, y es que el pobre de Mario no se cansa de ir al rescate de su amada princesa cuando se encuentra en apuros. La primera vez que pudimos ver al icónico personaje de Nintendo creado por Shigeru Miyamoto fue el Donkey Kong, título lanzado en 1981 y en el que el pequeño fontanero recibía el nombre de Jumpman. Han pasado nada más y nada menos que 36 años desde que pudimos ver por primera vez a estos dos tortolitos, y aunque el único premio que recibe Mario por salvar a la princesa es un beso, en cada entrega no duda en volver a combatir cualquier mal con tal de garantizar la seguridad de su amada. Un caballero de los que ya no quedan.

Juliet Starling y Nick Carlyle (Lollipop Chainsaw)

No podíamos olvidar mencionar en este artículo Lollipop Chainsaw, el juego desenfadado y gamberro de Suda51, la cual presenta una de las parejas amorosas más atípicas de los videojuegos. Podemos afirmar que estamos ante un caso literal del significado “perder la cabeza por alguien”. Cuando el instituto San Romero es atacado por una horda de zombies, el novio de Juliet es mordido por uno de ellos y a la chica no se le ocurre otra cosa que decapitarlo para que no se infecte totalmente y; mediante un sortilegio llevar su cabeza en la cintura como si fuese un llavero gigante. Siendo una parodia exacerbada de la típica parejita de instituto americana estándar, el amor que Juliet profusa por Nick le lleva a combatir con todo tipo de criaturas para devolver a la normalidad al hombre al que ama. Una perfecta demostración de cómo las chicas también pueden ir al rescate de su amado y no ser siempre las damiselas en peligro.

Big Boss y EVA (Metal Gear Solid)

En medio de una misión de alto riesgo y hasta en plena Guerra Fría puede surgir la chispa del amor, y un ejemplo de ello es la relación entre Big Boss y la bellísima espía EVA. La historia de atracción entre estos dos personajes, que ideó Hideo Kojima en el año 2004, tenía un encanto especial que nos atrapó desde el primer momento en que salió a escena esta enigmática aliada. Ver como el gélido y serio Big Boss iba cayendo rendido poco a poco a los encantos de EVA no tenía precio, y a medida que avanzaba la historia principal, la relación entre ambos se iba estrechando más hasta llegar al clímax final, el broche de oro a la historia de ambos. Pero esto no acaba aquí, ya que en Metal Gear Solid 4, pudimos comprobar cómo el amor de EVA por Big Boss duraría para siempre. No existen tantos adjetivos para describir esta bella y apasionante historia.

Max Caufield y Chloe Price (Life is Strange)

El juego creado por Dontnod fue una de las revelaciones tras su lanzamiento episódico allá por 2015. Una de sus premisas era la de hacer énfasis en el llamado Efecto Mariposa, por el cual cualquier acto, por pequeño que sea, puede tener consecuencias importantes. La protagonista, una adolescente llamada Max Caufield, vuelve a su ciudad natal Arcadia Bay tras pasar años fuera. Allí se reencontrará con su mejor amiga de la infancia, Chloe Price. Tras salvarla, haciendo uso de un asombroso don para retroceder en el tiempo, irán volviendo a acercarse la una a la otra mientras intentan resolver una serie de misterios que alberga su ciudad. El juego nos da muchas posibilidades, y una de ellas es la de acercar a la protagonista a su amiga con varios eventos, que desembocarán en la parte final de la aventura con un gesto de amor mediante un beso intenso entre las dos chicas. Una valiente apuesta por parte de los desarrolladores a la hora de mostrar que el amor no solamente puede aparecer de las formas más convencionales.

Fuente: Hardgame2.com


Leave a Comment